domingo, abril 21, 2024
Modelos

Se presentan discrepancias, en la quinta sesión, entre los países miembros

Por: Lucero Vargas Rangel – El Diario*

El viernes 16 de octubre de 2020, se llevó a cabo la quinta sesión, de la recreación de la primera Asamblea General de 1946 en Westminster, Londres.  Para dar inicio, el Secretario General Sergio Skewes Zorrilla dirigió unas palabras a los delegados y delegadas del grupo B: -Quisiera, antes que nada, externarles que la Secretaria General, espera se alivien las tensiones suscitadas anteriormente, asimismo, la Secretaria General se encuentra preocupada, ya que, no se han atendido los temas de la agenda, ignorando así, el ambiente de cooperación que impulsa este modelo, yendo en contra de los principios que rigen esta organización, en todo caso que no se llegue a un acuerdo entre delegados, nos tendremos que ver con la penosa necesidad de una  inexistente resolución, pues no se tendrá nada que leer en la plenaria-.

Las actividades dieron inicio con el ya conocido pase de lista, el cual mostraba el entusiasmo de los delegados por llegar finalmente a un acuerdo. Ya finalizado el acto, los delegados dieron inicio a la redacción de la carta para la sede permanente de las Naciones Unidas.

La primera delegación en expresar su propuesta fue México quien comienza proponiendo abarcar tres putos muy importantes en la redacción de este documento; 1) La creación de un comité para que lleve toda la logística de la construcción y los costos, 2) Un estudio de terreno en New York y 3) Una sede provisional, a lo que Estados Unidos se expresó a favor.

Por otra parte, el delegado de Dinamarca propuso una sede por cada continente; la delegada de Bélgica apoyó, sin embargo, considera que la sede principal sea en New York mencionando que; -“Las Naciones Unidas consideran que la mejor opción para la sede permanente sería Manhattan, New York, ya que es un lugar multicultural y multirracial, una ciudad creciente con diversas atracciones, desde el hermoso Central Park, hasta los brillantes teatros de Broadway, New York al igual que las Naciones Unidas, simboliza la libertad con su hermosa estatua, un faro de esperanza para la gente después de la devastadora guerra”-.

En cambio, el delegado de Canadá, no ve viable una sede en cada continente dado que habría complicación en tiempos, sin embargo, rescató que lo mas favorecedor sería que la sede fuera en New York, mientras que la sede provisional fuera en San Francisco, California.

Finalmente, tras intensos debates en la Ciudad de Londres, por medio de los representantes que se encuentran en las Naciones Unidas, respecto a la localización de la sede principal de la ONU, se llegó al acuerdo de que New York sería la mejor opción para que fuera la sede de las Naciones Unidas, aun existiendo propuestas muy interesantes como, Philadelfia y Boston, así gracias a la donación del Sr. John D. Rockefeller III, se llegó a la conclusión de que New York fuera la sede, del recinto de la ONU.

*Integrante del Cuerpo de Prensa para efectos de este Modelo de Naciones Unidas.