viernes, junio 21, 2024
Modelos

Ricardo Skewes, la mente científica que necesita la comunidad internacional

Redacción el Mundo.– (Daniella Carmona, Mariana Astengo y Paulina García)

No existe nada arquetípico en Ricardo Skewes, Secretario General del 75 Yamun. 

Con un pie en la física y las matemáticas y el otro en las ciencias sociales, este joven multifacético, recién graduado de la preparatoria ha sabido balancear sus pasiones en la vida. 

Como una persona verídica que le gusta la evidencia empírica y reconociendo que la información también mata, hoy más que nunca habiendo tanta información falsa al alcance de todas las personas Ricardo reconoce que se necesitan voces que aporten una perspectiva apegada a los datos, la ciencia, y aquello que sí se puede confirmar. Es ahí donde él ha encontrado su lugar en las ciencias sociales. 

La máxima autoridad durante este modelo le contó a El Mundo algunas reflexiones que ha hecho sobre los retos que tiene la comunidad científica en la divulgación de asuntos globales. 

“Mi opinión es un tanto negativa” mencionó Skewes, preocupa mucho que el público en general no esté consciente de lo que dice la ciencia”. Participar en un modelo de las Naciones Unidas, además de otras tantas habilidades que te permite desarrollar, obliga a los representantes de todas las delegaciones a asumir un rol en el cual debes convencer a otras personas. 

Tener esta capacidad, si en un futuro uno termina trabajando para un organismo internacional, es una herramienta de máxima utilidad; él se pregunta “¿cómo puedo convencer yo a las demás personas de lo que dice el panel intergubernamental del cambio climático?”. Abrir espacios para tener conversaciones tan urgentes, y lograr el apoyo y concientización más allá comunidad científica es primordial para Ricardo. 

Con una vasta trayectoria de participación en los modelos de la ONU, tanto como delegado y miembro de la mesa y ahora como Secretario General, Skewes se remonta a aquella versión de sí mismo cuando iba iniciando como muner. Más alláde la madurez que ha adquirido, del acompañamiento que ha tenido en talleres de capacitación para fungir en distintos puestos él se ha dado cuenta que llegar a una resolución no sucede en tres días, las problemáticas no se resuelven tan rápido. “En un mundo tan complejo y multipolar, tienes que formar alianzas; sin duda es más complicado que como lo vemos en los modelos, pero sí te da un sentido de cómo es allá afuera”. 

Como cualquier joven que apenas se aventurará a los inicios de su carrera universitaria, Ricardo no tiene muchas cosas en claro, mucho menos a qué le gustaría dedicarse en el futuro. No obstante, ha vislumbrado ya algunos escenarios; el primero, dedicarse a la academia, aunque él teme que dedicarse de lleno a esto lo alienaría del mundo exterior; por otra parte, podría dedicarse a la diplomacia, “yo también me veo trabajando en Naciones Unidas, creando simulaciones para evitar inundaciones o la propagación de incendios forestales”.

Ricardo continuará sus estudios de pregrado en la Universidad de Harvard. Aunque nada está tallado en piedra, su primera opción es continuar con estudios de física y matemáticas, aunque también le gustaría dedicarse a encontrar soluciones para combatir el cambio climático. 

“En la universidad tendré dos años para explorar mis pasiones, desde ciencias de la computación hasta políticas públicas y gobierno”.  

**El Mundo seguirá trabajando en la cobertura de los siguientes días para que de primera mano seas testigo de los enfrentamientos acalorados que hacen de la diplomacia única e inigualable.