domingo, mayo 19, 2024
Agencias ONU

Representante de UNICEF en Panamá habla sobre situación de migrantes en el Darién

Cruzan ríos traicioneros, se exponen al peligro de la selva; serpientes; tigres y a vejaciones físicas o violaciones. Muchos de los que consiguen atravesar la jungla del Darién terminan enfermos, heridos y traumatizados. En 2022, casi 250.000 personas, incluidos 40.000 niños, cruzaron peligroso tapón del Darién entre Colombia y Panamá para conseguir su sueño de llegar a América del Norte.

«En Enero solo en Panamá recibimos más de 24.000 personas. De esa cifra, entre un 15% y 20% son niños. Es un número muy alto en comparación con 2021 que fueron solo 4.000. Los flujos migratorios de America del Sur al Norte están aumentando», explica Sandie Blanchet, representante de UNICEF Panama en su visita a al Centro de Información Regional (UNRIC) Bruselas.

Las cifras facilitadas por UNICEF desgranan más de 70 nacionalidades en el paso de la Jungla del Darién. Venezolanos, haitianos y cubanos son las nacionalidades que predominan, pero también hay personas de Afganistán, China o Congo.

A pesar de la decisión del gobierno de Estados Unidos de abrir 30.000 visas mensuales a personas de Venezuela, Cuba, Nicaragua y Haití a principios de enero, el flujo de migrantes y refugiados que transitan por Panamá no está disminuyendo. Actualmente, entre 600 y 1.000 llegan a Darién todos los días. En comparación, este número fue de 200 en promedio en enero de 2022. La mayoría de los niños tienen menos de cinco años.

«Unicef trabaja con el gobierno de Panamá, por supuesto, porque el gobierno juega un papel importante para la protección de migrantes. Nosotros garantizamos agua potable y kits de higiene para niños.También tenemos espacios amigables en Darién y en la frontera con Costa Rica. Es importante que un niño siga siendo un niño. Cruzar la jungla es difícil físicamente y psicológicamente», señala la representante de UNICEF.

En su visita a Bruselas, Sandie Blanchet, representante de UNICEF en Panamá, ha querido señalar también la importancia de la Unión Europea, UE, como socio en la región. “Para nosotros la UE es un socio importante porque recibimos su apoyo para acciones humanitarias en Darién. También porque promovemos los mismos valores como la humanidad, los derechos humanos y del niño”. Y ha resaltado la importancia de poner el acento en los niños durante el próximo acuerdo entre la Unión Europea y América Latina y el Caribe porque «tendemos a olvidarlos pero son un tercio de la población».

UNICEF es la principal organización internacional sobre el terreno, y con sus aliados proporciona agua potable y kits de higiene para bebés, niños, mujeres y hombres a todos los migrantes que pasan por los centros de acogida; asegura servicios de salud para madres y niños, incluidos los sobrevivientes de violencia sexual; brinda apoyo psicosocial a niños y adolescentes para ayudarlos a superar el trauma; y apoya servicios alternativos para niños no acompañados y separados. La respuesta de UNICEF está estrechamente coordinada con la acción del Gobierno.

Con información de UNRIC.