domingo, abril 14, 2024
Modelos

Por qué Irán y Liberia votan en contra de la resolución de la Carta de las Naciones

Redacción el Mundo.– (Daniella Carmona, Mariana Astengo y Paulina García)*

Tras 3 jornadas intensas de debate de la Conferencia de San Francisco en la YAMUN75,  las y los delegados de los grupos A, B y C se aproximaron al histórico momento de la firma de la Carta de las Naciones Unidas, la cual tuvo lugar el día 26 de Junio de 1945. Tanto organizadores, como participantes esperaban con ansias este momento, pues significaba la culminación del esfuerzo previo por lograr el consenso y tener una votación por unanimidad. Lo último se logró con éxito en los grupos A y B, sin embargo en el grupo C las tensiones aumentaron cuando Liberia y posteriormente Irán decidieron no firmar el documento. 

A pesar de la controversia, el comité organizador decretó que se pasara la resolución por mayoría simple, sin embargo los asistentes de la reunión se quedaron sorprendidos ante la decisión de ambas delegaciones. El Mundo formó parte de este histórico momento como cuerpo de prensa y logró contactar a las representantes de ambas delegaciones para obtener mayor información acerca de lo ocurrido. A continuación te presentamos la postura, de ambas delegadas, que llevó a la controversial decisión final. 

La primera delegación en no firmar fue Liberia, representada por Suayni Miranda, estudiante de diplomacia en la Universidad Católica de Santo Domingo. La delegada menciona que reiteradas veces expresó la importancia de no repetir errores pasados y de crear una organización que promueva la paz y estabilidad, en donde exista igualdad entre los miembros. Además remarcó la injusticia de limitar a los miembros no permanentes del Consejo de Seguridad, pero no a los permanentes. Afirma que  “la estabilidad es para todos y depende de todos, no de una sola nación, entonces cuál es la necesidad de que solo algunas tengan privilegios, nuestra delegación ve el derecho a veto como un privilegio.”  

Asimismo menciona que la Conferencia de San Francisco debía desarrollarse siguiendo las pautas determinadas en la Conferencia de Dumbarton Oaks, sin embargo el fin no era firmar lo mismo que se acordó en DO, sino debatir lo propuesto en dicha instancia. Uno de estos puntos fue el del derecho a veto que la delegación de Liberia considera como una oportunidad para que los miembros permanentes puedan anteponer sus intereses nacionales por sobre los globales en un futuro.

Por otra parte, Limane Edmond, delegada de Irán, es originaria de Haití y también estudia diplomacia en la Universidad Católica de Santo Domingo en República Dominicana. Ella nos cuenta que la principal razón por la que decidió no firmar el documento es que hubieron muchos puntos relevantes para incluir en este, que no se hablaron a profundidad por falta de tiempo. Además remarca que el propósito de la simulación era poder tener la oportunidad de cambiar tanto el contenido de la carta, como las decisiones tomadas ese histórico 26 de Junio. Con respecto a otorgar a los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad la responsabilidad de mantener la paz y seguridad global menciona lo siguiente: “Eso se me hace irónico, estos 5 miembros, fueron los que iniciaron la II Guerra Mundial, no fue Irán o los demás países. Ellos fueron los que ahora consideramos como responsables por dos crímenes más grande de la era, la esclavitud y el colonialismo (…) Permitirles el derecho de veto sobre otros países, no vamos a llegar a ningún lado, vamos a repetir la historia tal y como es.” Asimismo comenta que, a pesar de ser este su primer Modelo UN, ella no quería firmar una réplica exacta de la carta de 1945, lo cual derivó a su oposición al derecho de veto de los que los 5 miembros permanentes del Consejo de Seguridad 

A pesar de que ambas delegadas coincidieron en la decisión y en las razones para no firmar, mencionan que lo ocurrido fue pura coincidencia, pues no hubieron acuerdos previos entre ellas. No obstante coinciden en que si hubieran tenido más tiempo para expresar sus inquietudes frente al derecho de veto, probablemente más delegaciones hubieran compartido la decisión que pudo cambiar el curso de las décadas siguientes.  

**El Mundo seguirá trabajando en la cobertura de los siguientes días para que de primera mano seas testigo de los enfrentamientos acalorados que hacen de la diplomacia única e inigualable.

*Integrantes del Cuerpo de Prensa para efectos de este Modelo de Naciones Unidas.