domingo, abril 14, 2024
El CINU

México registra una caída de 10% del PIB, estima la UNCTAD

América Latina es el continente que tiene una contracción más aguda, con más de 7 por ciento de caída del PIB por la crisis causada por el COVID-19. A nivel global, el Informe de la UNCTAD advierte sobre la posibilidad de una segunda recesión “de una magnitud irreconocible”

“La covid 19 pone en evidencia la fragilidad de nuestro mundo y evanece en un soplo décadas de desarrollo humano”, dijo el Director del Centro de Información de las Naciones Unidas para México (CINU) Giancarlo Summa, en la introducción de la presentación.

La crisis es “la más profunda de la que tenemos memoria”, aseveró el economista senior de la UNCTAD, Alex Izurieta. La Conferencia sobre Comercio y Desarrollo de Naciones Unidas (UNCTAD) calcula que las economías emergentes perdieron más del doble de lo perdido en 2008. Estos países sufrieron pérdidas de 59.000 millones de dólares entre febrero y marzo.

La contracción (inducida por el cierre de la oferta durante el confinamiento) se va a revertir con medidas de reapertura y habrá un efecto económico positivo en 2021, pero será insuficiente para que se recupere la economía global, estima el informe.

Una recuperación insuficiente

La economía mundial ha sufrido una caída del producto bruto de 4.3 por ciento en el año 2020 según las estimaciones de la UNCTAD. Esta cifra es de 5.8 para los países desarrollados, y de 2.1 por ciento en países en desarrollo.

Pero América Latina es el continente que tiene una contracción más aguda – con 7.13 por ciento del PIB (y un crecimiento que se estima a a pena 3 por ciento en 2021).

La economía mexicana en particular registraría una alarmante caída de 10% en 2020 y un alza de 3% en 2021, según el informe, lo que será insuficiente para una recuperación. Eso, dijo Izurieta, por 3 factores principales:

1.México es un país que depende del sector exportador y de manufacturas.

2. El factor turístico, uno de los sectores más impactados por la crisis

3. La falta decisiva de políticas de empujes  fiscales para contrarrestar la pandemia.

El crecimiento estimado de 3 por ciento seria “bastante tenue en comparación con la recesión”, y sería insuficiente para una economía que “debería crecer a más de 10 por ciento para recuperar de la recesión”, analizó Izurieta.

Una segunda recesión financiera de nivel irreconocible

El economista de la UNCTAD precisó que la crisis es sin precedentes por los caracteres estructurales que no se habían resuelto antes: un carácter político que se ha traducido por una confianza en el mercado combinado con una desconfianza en el Estado para regular la economía. Y un carácter económico caracterizado por “una hyperglobalización”, o una extrema financialización de la economía, explicó.

Esta tendencia crea una dependencia a la deuda, que hoy es  dos veces más importante que la que dio lugar a la crisis.

Mientras la deuda mundial logra 260 billones de dólares, la deuda gubernamental ha crecido de 200 por ciento – el doble de la deuda que causó la crisis financiera de 2008.  

“En nuestro informe hablamos de la posibilidad bastante realista de una segunda recesión de carácter financiero y de una magnitud irreconocible”, advirtió el economista de la UNCTAD.

Para evitar este escenario catastrófico, la UNCTAD pide un Plan Marshall para la recuperación económica que se financie con los fondos de ayuda al desarrollo prometidos y que nunca se han entregado y que la ONU estima en otros 500.000 millones de dólares.  También pide una moratoria de la deuda soberana, seguida de una cancelación equivalente a un billón de dólares.

Evitar otra década perdida

Durante el conversatorio, Luis Foncerrada, el  director de la Facultad de Economía de la Universidad Mayab, destacó la importancia del informe y subrayó la pérdida de empleos durante la crisis en México: a finales de mayo teníamos a 33 millones de desempleos o sea el 54 por ciento de la fuerza laboral sin empleo, precisó. Asimismo, el economista destacó la importancia de crear un espacio fiscal para financiar la recuperación del empleo y un esfuerzo de formalización del trabajo.

Es preciso evitar otra década perdida y “evolucionar hacia un orden multilateral”, añadió Orlando Cordera Campos, quien funge como profesor emérito y coordinador del Programa Universitario de Estudios de Desarrollo (PUED) de la UNAM. Pero “falta audaz intelectual”, criticó.

Estamos viviendo una situación inédita que requiere una respuesta inédita, dijo Juan Carlos Moreno Brid. El profesor de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señalo que en medio de la crisis el Estado está de regreso. “El sector público está de vuelta. Es central y en particular la política fiscal”. Moreno Brid hizo hincapié en la importancia de que no se regrese a la austeridad.

La recuperación no puede ser el retorno a la situación anterior insostenible, aseveró Giancarlo Summa. “Hoy es el día de la asamblea 75 años de la fundación de los Naciones Unidas”, recordó. En 1945, al salir de la segunda guerra mundial, nuestros vice abuelos crearon una asamblea mundial y decidieron no retornar al mundo anterior, apuntó.  “Hicieron la buena elección”, ahora le toca a nuestra generación hacerlo, dijo el Director del CINU en conclusión.