jueves, febrero 29, 2024
Agencias ONUEl CINU

El Holocausto: culminación de milenios de odio

En este 2020 se cumplen 75 años la liberación de Auschwitz-Birkenau.

El Programa de Divulgación sobre el Holocausto y las Naciones Unidas, conforme al mandato establecido en la resolución 60/7 de la Asamblea General, aprobada en noviembre de 2005, moviliza a la sociedad civil en pro del recuerdo y la enseñanza del Holocausto, con el fin de ayudar a prevenir actos de genocidio en el futuro.

El Día Internacional de Conmemoración anual en memoria de las víctimas del Holocausto se conmemora el 27 de enero cada año y la comunidad internacional escogió ese día para conmemorar la liberación del campo nazi alemán de concentración y exterminio de Auschwitz-Birkenau (1940-1945).

El tema de 2020 es “75 años después de Auschwitz: recordación y enseñanza del Holocausto en pro de la justicia global” y refleja la importancia que sigue teniendo, 75 años después del Holocausto, la acción colectiva contra el antisemitismo y otras formas de sesgo para garantizar el respeto por la dignidad y los derechos humanos de todas las personas en todo el mundo.

El Secretario General de la ONU, António Guterres, ha señalado que “es un error pensar que el Holocausto fue un simple producto de la locura de un grupo de criminales nazis. Más bien todo lo contrario, fue la culminación de milenios de odio, culpabilización y discriminación de los judíos, lo que ahora llamamos antisemitismo”.

Por su parte, el Asesor Especial del Secretario General sobre la Prevención del Genocidio, Adama Dieng, ha señalado también que el Holocausto no comenzó con las cámaras de gas, sino con los discursos de odio.

La ONU ha tomado medidas y en 2019 puso en marcha la Estrategia y Plan de Acción de las Naciones Unidas sobre el Discurso de Odio que busca abordar las causas fundamentales y los factores que conducen a las expresiones de odio y cómo reducir su impacto en las sociedades fortaleciendo el compromiso de las empresas, la sociedad civil y los medios de comunicación.


El discurso del odio es en sí mismo un ataque a la tolerancia, la inclusión, la diversidad y la esencia misma de nuestras normas y principios de derechos humanos. En general, socava la cohesión social, erosiona los valores compartidos y puede sentar las bases de la violencia, haciendo retroceder la causa de la paz, la estabilidad, el desarrollo sostenible y el cumplimiento de los derechos humanos para todos”

Mira la intervención de Giancarlo Summa, Director del Centro de Información en el programa Con los Refugiados de Justicia TV.