La comunidad mundial tiene que cambiar de rumbo y poner a la naturaleza en el centro de sus decisiones

Mensaje del Secretario General con motivo
del Día Mundial del Medio Ambiente

«La naturaleza nos está enviando un mensaje claro.

Estamos dañando el mundo natural, en nuestro propio detrimento. 

La degradación de los hábitats y la pérdida de biodiversidad se están acelerando.

La disrupción del clima está empeorando.

Los incendios, las inundaciones, las sequías y las supertormentas son más frecuentes y causan más daños.

Los océanos se están calentando y acidificando, lo cual destruye los ecosistemas coralinos.

Y ahora, un nuevo coronavirus está haciendo estragos, minando la salud y los medios de subsistencia de las personas.

 Para cuidar de la humanidad, DEBEMOS cuidar de la naturaleza.

Necesitamos que toda la comunidad mundial cambie de rumbo.

Repensemos lo que compramos y utilizamos.

  Adoptemos hábitos y modelos agrícolas y empresariales sostenibles.

Salvaguardemos los espacios naturales y la fauna y flora silvestres que quedan.

Y comprometámonos con un futuro verde y resiliente.

Mientras trabajamos para reconstruir mejor, pongamos a la naturaleza en el lugar que le corresponde: en el centro de nuestras decisiones.

En este Día Mundial del Medio Ambiente, es hora de pensar en la naturaleza.»