Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Ciencia, cultura y comunicaciones

Para las Naciones Unidas los intercambios culturales y científicos como las comunicaciones son básicos para el adelanto de la paz y el desarrollo internacionales. Además de su labor esencial en materia de educación, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación la Ciencia y la Cultura (UNESCO) centra sus actividades en los siguientes ámbitos:

Ciencias al servicio del desarrollo
Desarrollo cultural (patrimonio y creatividad)
Comunicaciones, información e informática
La UNESCO cuenta con una programa denominado "Las ciencias al servicio del desarrollo". Este programa fomenta el progreso, la transferencia y el intercambio de los conocimientos en ciencias naturales, físicas, sociales y humanas. Asimismo, la UNESCO ha establecido los siguientes programas intergubernamentales:

El hombre y la biosfera
Programa de la Comisión Oceanográfica Intergubernamental
Proyecto sobre Medio Ambiente y Desarrollo en regiones costeras
Programa de Gestión de Transformaciones Sociales
Programa Hidrológico Internacional
Programa Internacional de Correlación Geológica
Esta organización también ayuda a corregir el desequilibrio de los recursos humanos en las esferas científica y tecnológica, ya que el 90 % de estos recursos se encuentra en los países industrializados.

A raíz de los progresos realizados en la clonación de seres vivos, los Estados Miembros de la UNESCO aprobaron en 1997 la Declaración Universal sobre el Genoma Humano y los Derechos Humanos, el cual es el primer instrumento internacional sobre ética de las investigaciones genéticas.

La UNESCO también se ocupa del las ciencias sociales. Especialmente se centre en la enseñanza de los derechos humanos y la democracia, la lucha contra todas las formas de discriminación, el mejoramiento de la condición jurídica y social de la mujer y la promoción de actividades para resolver los problemas a los que se enfrentan los jóvenes, tales como la educación para prevenir el VIH/SIDA

Las actividades de la UNESCO en favor del desarrollo cultural se centran en salvaguardar el patrimonio. En virtud de la Convención para la protección del patrimonio mundial, cultural y natural, de 1972, 161 Estados se han comprometido a cooperar a nivel internacional para proteger 630 sitios destacados, distribuidos en 118 países, tales como ciudades, monumentos y entornos naturales protegidos que figuran en la Lista del patrimonio Mundial. Además existe otra lista conocida como Lista del Patrimonio Mundial en Peligro, la cual menciona a los sitios que se encuentran amenazados a raíz de su abandono. Asimismo, los bienes culturales están protegidos contra la importación, la exportación y la transferencia de propiedades ilícitas de bienes culturales a través de una Convención de 1970 y gracias a otra Convención de 1995 se promueve la devolución de bienes culturales robados o exportados ilícitamente a sus países de origen.

En 2001, la UNESCO sirve como el organismo coordinador para la celebración del Año de las Naciones Unidas del Patrimonio Mundial (2001).

En el ámbito de las comunicaciones, información e informática, la UNESCO ha adquirido una posición de liderazgo mundial en la promoción de la libertad de prensa y del pluralismo y la independencia de los medios de comunicación. Su principal programa en este rubro tiene por objeto promover la libre circulación de información y fortalecer la capacidad de los países en desarrollo en materia de comunicaciones.

La UNESCO promueve la libertad y la independencia de la prensa, además de intentar fortalecer el pluralismo de los medios de comunicación. Presta asistencia a los Estados Miembros para que adapten sus leyes relativas a los medios de comunicación a las normas democráticas y garanticen la independencia editorial de los medios de comunicación públicos y privados.

Cuando se producen violaciones de la libertad de prensa, el Director General de la UNESCO interviene por canales diplomáticos o haciendo declaraciones públicas. Por iniciativa de la UNESCO, el 3 de mayo se celebra el Día Mundial de la Libertad de Prensa. (ver nota del 2003)

La UNESCO también proporciona capacitación y procesos técnicos para reforzar las infraestructuras y los recursos humanos en el sector de comunicaciones de los países en desarrollo. Además, proporciona capacitación y conocimientos técnicos y les presta ayuda para elaborar proyectos nacionales y regionales relativos a los medios de comunicación, especialmente a través del Programa Internacional para el Desarrollo de las Comunicaciones.

Asimismo, presta asistencia a los países en desarrollo para que establezcan sus propios sistemas informáticos y tengan acceso a las nuevas tecnologías de telecomunicaciones. Se hace énfasis en la capacitación, el uso de las redes informáticas como vínculo entre las instituciones científicas y culturales y en su conexión con Internet.

La UNESCO tiene como objetivo en esta área que el mayor número posible de personas se beneficie de las oportunidades que crean las nuevas tecnologías de comunicaciones, las cuales amplían el principio de la "libre circulación de ideas". La UNESCO también estudia las repercusiones sociales y culturales de dichas tecnologías y los sistemas normativos que permiten abordar las cuestiones jurídicas y éticas relativas al ciberespacio.