Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Día Internacional para la Tolerancia

Antonio Molpeceres, Coordinador Residente de ONU México

tolerancia_2016.jpg Hoy, 16 de noviembre, conmemoramos el Día Internacional para la Tolerancia, pues en dicha fecha en 1995 fue aprobada la Declaración de Principios sobre la Tolerancia de la UNESCO.

En un mundo saturado de mensajes que polarizan a las sociedades, es necesario hacer un llamado a la tolerancia activa, un valor que no debe ser un recurso pasivo que raye en la indiferencia, sino una herramienta para la defensa de los derechos humanos y sus ideales humanistas de igualdad para todas las personas.

La diversidad de género, etnias, lenguas, culturas, capacidades y orígenes nacionales hacen ricas a nuestras sociedades. La protección de todas las personas, en particular de aquellas cuyos derechos han sido vulnerados históricamente, es una obligación de todos los países que forman parte de las Naciones Unidas. Gobiernos, instituciones de derechos humanos, organismos internacionales y sociedad civil en general debemos unirnos para lograr que todas las personas gocen de todos los derechos, permeando una cultura de empatía y respeto en la que no haya cabida para que alguien sea víctima de degradaciones, denostaciones y actos de odio.

México es un país diverso y multicultural. Observamos con agrado que desde la Presidencia de la República se ha enviado un positivo mensaje para la realización de los derechos de las personas LGBTI y por la igualdad de género; desde el Sistema de la ONU en México confiamos que esta iniciativa del Poder Ejecutivo logre avanzar en los espacios pertinentes. También, numerosas voces desde la sociedad, los medios de comunicación o instituciones de derechos humanos han defendido la universalidad de los derechos humanos sin excepciones.

En este Día Internacional para la Tolerancia debemos subrayar que la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, aprobada por todos los países miembros de Naciones Unidas, nos plantea una ruta de trabajo para la cual la tolerancia es fundamental. Poner fin a la pobreza, el hambre, la desigualdad de género y cualquier otra forma de desigualdad, son el camino para lograr el respeto a los derechos entre todas las personas y erradicar la discriminación.

Este año, en el marco de la Asamblea General, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, afirmó que es una ofensa indignante que cada año cientos de personas LGBTI son asesinadas, miles gravemente heridas y millones viven bajo la sombra de la discriminación y el rechazo.

Desde cada ámbito de la vida política, económica y social es preciso seguir con el trabajo para lograr la tolerancia activa y privilegiar el diálogo por encima de la confrontación, la empatía antes que los prejuicios, el entendimiento sobre la ignorancia. Hoy, el Sistema de las Naciones Unidas en México refrenda nuevamente su compromiso para que la tolerancia no sea sólo una efeméride, sino una herramienta real para vencer la exclusión y la discriminación.