Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Arturo Gómez Shuster, el impulsor del voluntariado para la paz

Arturo Gómez Shuster, Oficial del Programa de Voluntarios de la ONU en México

Foto: CINU México/Pierre-Marc René
Arturo Gómez (28 de julio de 2016).- Arturo Gómez Shuster lleva 12 años trabajando para la paz en Colombia, su país de origen. Desde hace ocho meses impulsa el Programa de Voluntarios de las Naciones Unidas como Oficial de ONU Voluntarios en México.

Es su primer trabajo dentro el Sistema de las Naciones Unidas, pero fue consultor para diferentes agencias de la ONU en Colombia, donde colaboró con la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) en el tema de víctimas de conflicto, así como con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) para fortalecer la Agencia Presidencial de Cooperación Internacional de Colombia.

"Mi visión de la ONU es trabajar por el desarrollo y la paz para que en los próximos 15 años logremos alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible y que en todos los países con la participación de todos y todas logremos poner fin a la pobreza y al hambre, tener educación de calidad y salud para todos, que logremos hacer algo para el planeta y salvarlo", dice Gómez Shuster.
"Somos la última generación que podemos hacer algo de impacto para que nuestros hijos puedan tener un planeta donde vivir", agrega.

La paz es un tema que particularmente llama la atención a Arturo Gómez debido al conflicto armado entre el gobierno de Colombia y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) que afecta a su país desde hace varias décadas.

Considera muy importante el rol que las Naciones Unidas tendrán en el proceso de paz en Colombia tras la firma del acuerdo de cese al fuego en junio pasado en La Habana, Cuba. El trabajo de la ONU será en los próximos años lograr que la paz sea sostenible, se cumplen los objetivos y se fortalezcan las instituciones.

"Ojalá este proceso sea replicable, con la experiencia, en otros países donde hoy todavía no se está haciendo la construcción de un proceso de paz", indica.

Luego de 12 años de trabajar en el tema de víctimas de conflicto, Arturo Gómez aceptó un cargo de oficial para el Programa de Voluntarios de la ONU en México, donde se encuentra desde noviembre de 2015.

Comenta que el voluntariado es una herramienta que contribuye a lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) adoptados por los Estados miembro de la ONU en septiembre de 2015, los cuales marcan las tareas que deben realizar los países para alcanzar las metas para 2030.

"El voluntariado tiene una ventaja en todos los países porque llega con más manos y con la gente y las comunidades en donde realmente se ve y se necesita la acción", explica.

Arturo Gómez señala que ONU Voluntarios promueve el voluntariado en distintas áreas. Además de que se busca que las Naciones Unidas usen a los voluntarios para sus actividades para alcanzar los ODS, se trabaja para que los gobiernos implementen una política de voluntariado que permita cumplir sus metas de desarrollo.

Los voluntarios pueden colaborar también en temas de desarrollo comunitario para que nadie se quede atrás, se capaciten a las personas con un mayor impacto y alcance.

"Estamos actualmente promoviendo el uso del voluntariado en línea. Tenemos hoy más de 17,000 voluntarios haciendo voluntariado en línea en el mundo y México es uno de los países que más voluntarios en línea tiene en América Latina", dice.

El economista especializado en negocios internacionales asegura que ser voluntario cuenta para las personas que reciben la ayuda, pero también para la que realiza el voluntariado, en su desarrollo persona, así como para los países en sus cuentas nacionales.

"De acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), el voluntariado en las Instituciones sin Fines de Lucro en México representa hasta el 3% por PIB. El voluntariado cuenta en todos los niveles: personal, comunitario y estadístico. El mensaje es que ser voluntario cuenta y todos pueden ser voluntariados", expresa.

Si bien la adaptación a su nuevo cargo ha sido un poco difícil debido a que es su primera estancia fuera de su país de origen, lo cual implicó movilizar a su familia con niños pequeños, la experiencia ha sido enriquecedora para Arturo Gómez a nivel personal y profesional.

"Lo que sí me pareció curioso en México, y a la vez bonito, es que cuando uno termina una charla, hay muchas personas pidiéndole fotos y siempre dan un reconocimiento. En charlas en otros países, terminas, te dan las gracias y se va la gente. Aquí hay que tomarse el tiempo de estar con la gente, hablar con la gente y tomarse las fotos. Es anecdótico y muy bonito", relata.

En sus tiempos libres, el Oficial de ONU Voluntarios en México disfruta cocinar. De hecho realizó dos años de curso en Colombia para aprender a hacer diferentes platillos.
"Incluso hubiera cambiado de profesión pero era muy tarde" dice riendo.

El se describe como una persona proactiva y que sabe relacionarse con gobiernos y miembros de la sociedad civil, comenta que cuando puede le gusta tomar el carro e irse a pasear con su familia.
"Soy muy familiar. No me gusta estar mucho fuera del círculo familiar cuando no estoy en la oficina", explica.

Video del perfil de Arturo Gómez