Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ONU encabeza nueva alianza con especialistas para la eliminación de la pobreza rural en América Latina

Foto: FAOAlianza para eliminar la pobreza rural FAO.jpg

(31 de agosto de 2017) ONU y expertos se reunieron en Chile para encontrar nuevas estrategias de lucha contra la pobreza en medio rural

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y el Fondo para el Desarrollo Rural (Fida) se reunieron con más de 25 especialistas de desarrollo rural - académicos, dirigentes con experiencia de gobierno y representantes de organizaciones sociales - en Santiago de Chile el 28 y 29 de agosto para lanzar la Alianza para eliminar la pobreza rural.

Frente al aumento preocupante de la pobreza que golpea a la población rural en América Latina, la alianza buscara nuevas soluciones adaptadas a las realidades nacionales y territoriales.

"Las estrategias de reducción de la pobreza rural fueron creadas el siglo pasado, y están basadas en supuestos que ya no son necesariamente válidos. Necesitamos soluciones del siglo XXI a este problema", explicó el Representante Regional de la FAO para América Latina y el Caribe, Julio Berdegué.

A pesar del crecimiento económico de la región y los esfuerzos de ciertos gobiernos, hoy casi la mitad de los habitantes rurales de la región son pobres y cerca de un tercio viven en situación de indigencia, señaló hoy la FAO. La indigencia rural bajó menos de un punto porcentual entre 2012 y 2014. Incluso ha crecido en algunos países de la región, como Guatemala, México y Costa Rica.

"Los pobres rurales están en áreas marginadas donde a los gobiernos y las organizaciones les es más difícil llegar. Ahí hay otros tipos de problemas de género, de exclusión de indígenas y afrodescendientes, donde los desafíos son más grandes", alertó Lauren Phillip, especialista del FIDA en políticas públicas.

Según el Representante Regional de la FAO, es necesarios desplegar una mirada más amplia sobre la pobreza, que vaya más allá de los ingresos: "Tenemos que ampliar la protección social y su articulación con estrategias de inclusión económica".

"Muchos de los 33 millones de pobres son pobres porque son primero víctimas de la desigualdad. Una mujer rural indígena, en un territorio rezagado, es víctima de más de cuatro desigualdades: de género, de etnia, rural y territorial. Y, además económica, de clase social", dijó Berdergué en entrevista con la agencia IPS (27 agosto 2017). Sin reducir desigualdades no hay como eliminar la pobreza, coincidieron hoy los expertos.

La Alianza pretende trabajar con países piloto y presentar una propuesta regional a los gobiernos de América Latina, con ideas concretas que pueden mejorar las capacidades de los países para luchar contra la pobreza rural, no a nivel teórico sino práctico.

"Lo que queremos con esta Alianza es poder dar un mejor apoyo a quienes tienen que diseñar e implementar las políticas públicas que permitirán eliminar la pobreza rural. Se trata de poner en conjunto muchas de las mejores capacidades que tenemos en la región al servicio de tomadores de decisiones que tengan un interés serio en acabar con la pobreza rural", insistió el Representante Regional de la FAO.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) define la indigencia como "falta del ingreso necesario para satisfacer las necesidades básicas de alimentos, que se suele definir sobre la base de las necesidades mínimas de calorías". Según el Banco Mundial la indigencia o pobreza absoluta designa la situación de las personas que viven con menos de 1 USD al día.