Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ACNUR alerta del deterioro de los refugiados en los centros de tránsito en Manus

Foto de archivo: ACNUR / N. WrightAUSTRALIA.jpg
(08 de agosto de 2017).-Las condiciones en que viven los refugiados y solicitantes de asilo en el "Centro Regional de Procesamiento" de la isla Manus se deterioran cada día más, causando un gran sufrimiento a esas personas, advirtió hoy la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

Las autoridades de Papúa Nueva Guinea anunciaron que cerrarán ese Centro en octubre próximo y tratarán de reubicar a la gente en Lorengau o en otro lugar del país, aunque hay mucha incertidumbre y no se perciben alternativas reales para esas personas.

ACNUR expresó preocupación ante este escenario en Manus y afirmó que la trágica muerte del lunes de un joven refugiado evidencia la precariedad de la situación de ese grupo de por sí vulnerable.

El cierre del Centro conllevará la suspensión de los servicios médicos, de la terapia para casos de trauma y tortura y de la seguridad.

El Centro de Manus, en el que viven 773 personas, fue creado como parte de la política de Australia de mantener fuera de su territorio a los solicitantes de asilo en tanto se procesan sus peticiones.

ACNUR afirmó que para prevenir una escalada de esta crisis, el cierre del Centro de Manus debe llevarse a cabo sin suspender los servicios básicos y la protección a los refugiados y solicitantes de asilo, según lo establecen las leyes internacionales.

La Agencia recordó que es responsabilidad de Australia proveer esos servicios a los refugiados y solicitantes de asilo que ha transferido a Papúa Nueva Guinea y Nauru y urgió una vez más al gobierno australiano a encontrar soluciones viables y humanas para las personas que se encuentran en los centros de migrantes fuera de su territorio.

Con información del Centro de Noticias de la ONU