Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Tokio: una sociedad donde las mujeres brillan empieza con la educación

irirnatokiodi.jpg

  • Para lograr que las mujeres brillen hay que comenzar pronto, garantizando una educación de calidad para todas las niñas y segundas oportunidades para quienes se han quedado fuera, afirmó la Directora General de la UNESCO, Irina Bokova, en una mesa redonda de alto nivel celebrada el día de la inauguración de la Asamblea Mundial de la Mujer, acogida por el Gobierno del Japón en Tokio los días 28 y 29 de agosto.

(28 de agosto de 2015).-Durante la inauguración del acto, el Primer Ministro del Japón, el Sr. Shinzo Abe, reafirmó la prioridad que otorga su gobierno a "crear una sociedad donde las mujeres brillen" y pasó revista a los avances logrados desde la primera edición de la Asamblea en 2014.

"Mi política es una política favorable a las mujeres. En los últimos dos años y medio, he promovido constantemente la participación dinámica de la mujer. Durante este tiempo, algunos millones de mujeres se han incorporado al mercado de trabajo, mientras que el número de mujeres en los consejos de administración de empresas también se ha incrementado en aproximadamente un 30%".

El día de la inauguración de la Asamblea se aprobó en el Japón un proyecto de ley sobre la promoción de la participación y el adelanto de la mujer en el lugar de trabajo, en virtud de la cual las empresas estarán obligadas a elaborar planes de acción con objetivos específicos para la contratación de mujeres y a nombrar mujeres en cargos directivos. El Primer Ministro señaló que la cultura empresarial tiene que cambiar, orientándose hacia un reparto de la responsabilidad de las tareas domésticas y la crianza de los hijos y hacia un equilibrio sólido entre la vida laboral y la profesional.

En cuanto a la situación internacional, el Primer Ministro dijo que la promoción de la participación de las mujeres es ahora un principio que sustenta la asistencia oficial que presta el Japón para el desarrollo. Cuando el Japón asuma la presidencia del G-7 en 2016, el Primer Ministro tiene la intención de impulsar enérgicamente la agenda de empoderamiento de la mujer en la cumbre de Ise-Shima. El Sr. Abe destacó la asignación de más de 42.000 millones de yenes en los próximos tres años a la educación de calidad para niñas y mujeres.

En la mesa redonda sobre la educación de las niñas, la Directora General insistió en que "para erradicar la pobreza extrema, el objetivo global de la agenda para después de 2015, tenemos que comenzar con la educación y situar en una posición central a las niñas, especialmente a las adolescentes".

Recordando que las tendencias actuales indican que las niñas más pobres de África no tendrán acceso a la educación primaria hasta 2086, la Directora General dijo que la adopción de medidas a este respecto es una cuestión de derechos humanos y de dignidad humana, y un requisito previo para mejorar la salud, retrasar el matrimonio infantil, impulsar el crecimiento económico y fortalecer la capacidad de recuperación del medio ambiente.

El hecho de que 250 millones de jóvenes abandonen la escuela sin las habilidades básicas de lectura, escritura y aritmética y de que 756 millones de adultos sean analfabetos sigue siendo, en una medida desproporcionada, un "problema olvidado", dijo la Directora General.

"Tenemos que dar a las niñas una segunda oportunidad. Si tuviéramos que ponerle una cara a lo que significa nuestra agenda, sería la cara de una niña de 12 años escolarizada y que aprende en un entorno seguro, sin estar sometida a la violencia, sin ser obligada a contraer un matrimonio precoz y que cuenta con el apoyo de su familia y su comunidad".

Todos los participantes en la mesa redonda se refirieron al efecto catalizador que tiene la educación de las niñas en la salud, el crecimiento económico y el desarrollo sostenible, e instaron a que se prestara especial atención a las adolescentes. La Primera Dama del Japón, la Sra. Akie Abe, dijo que las escuelas deberían alentar a las estudiantes de secundaria a ser proactivas y pensar por sí mismas, pero que la sociedad también tiene que cambiar para dar cabida a una nueva generación de mujeres jóvenes que estudian mucho, van a la universidad y trabajan.

En un mensaje grabado en vídeo, la Primera Dama de los Estados Unidos de América, la Sra. Michelle Obama, se refirió al programa que lleva a cabo el Gobierno de su país ("Let Girls Learn"), cuyo objetivo es ayudar a las adolescentes de todo el mundo a que asistan a la escuela y aporten una contribución a su familia, su comunidad y su nación.

La Sra. Rula Ghani, Primera Dama del Afganistán, dijo que el conflicto había destruido un sistema educativo que había estado bastante desarrollado, y que eran las mujeres y los niños quienes pagaban el precio más alto. Subrayó la necesidad de recuperar el respeto mutuo y de adoptar medidas para hacer frente a algunos de los mayores obstáculos a la educación de las niñas: la distancia de la escuela, la escasez de maestras y la falta de saneamiento que a menudo conduce a las niñas a abandonar la escuela cuando llegan a la pubertad.

La Primera Dama de Kenya, la Sra. Margaret Kenyatta, informó de que el aumento de la participación de las niñas en la escuela ha arrojado el mayor rendimiento de todas las inversiones de desarrollo en Kenya. La Sra. Cherie Blair, rectora de la Universidad de Asia para la Mujer y directora de una fundación que lleva su nombre, insistió en el impacto de los programas de formación para el empoderamiento económico de las mujeres.

En su discurso de apertura de la Asamblea Mundial, la primera presidenta de África elegida democráticamente, la Sra. Ellen Johnson Sirleaf, de Liberia, pidió a todos los asistentes que asumieran "el compromiso de denunciar la subordinación de las niñas", ya que esto dará lugar a un aumento de la confianza, la autoestima y la autonomía de las mujeres. Esta ganadora del Premio Nobel de la Paz dijo que una sociedad donde las mujeres brillan debe obligatoriamente hacer frente a la violencia sexual y la exclusión en todos los ámbitos, desde el parlamento nacional hasta el acceso a la salud, la educación y las finanzas.

La Directora Ejecutiva de ONU-Mujeres, la Sra. Phumzile Mlambo-Ngcuka, recordó que 2015 es un año trascendental y pidió un aumento significativo de las inversiones en pro de la igualdad de género.

"La agenda para después de 2015 consiste en no dejar a nadie atrás", dijo. "Para ello es necesario adoptar medidas en todos los ámbitos, desde servicios de guardería asequibles hasta una educación de calidad, pasando por el acceso a la justicia, la protección frente a la violencia sexual y un papel de pleno derecho en el mantenimiento y la construcción de la paz".

La Sra. Mlambo-Ngcuka destacó que el Primer Ministro Abe es uno de los diez hombres jefes de Estado y de Gobierno que han sido elegidos para defender la campaña de ONU-Mujeres "HeforShe" e hizo hincapié en el papel de los hombres para lograr la igualdad de género.

En el marco de la Asamblea Mundial de la Mujer se celebrarán diversas sesiones que tratarán sobre temas como la conciliación entre la vida laboral y personal, la consolidación de la paz, la innovación, la reducción del riesgo de desastres, las relaciones de colaboración y la participación de los hombres en las reformas destinadas a lograr la igualdad de género. La edición de este año reúne a participantes de unos 40 países y de ocho organizaciones internacionales.