Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Siria: Enviado de la ONU acoge con beneplácito el anuncio de alto el fuego

Foto: PMA/Hani Al-Homsh
12-23-2016Syria.jpg
(29 de diciembre de 2016).- El enviado especial de la ONU para Siria acogió con beneplácito el anuncio de un alto el fuego entre el Gobierno del país y los grupos armados de oposición, que entraría en vigor la medianoche del viernes 30 de diciembre en todo el territorio sirio.

Staffan de Mistura recordó en un comunicado que una de las piedras angulares del marco de trabajo planteado por el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en 2015 es precisamente un cese de hostilidades completo.

De Mistura confió en que la implementación del acuerdo negociado por Rusia y Turquía como garantes ayude a salvar la vida de los civiles, facilite la entrega de asistencia humanitaria en Siria y allane el camino para que las negociaciones de Astana sean productivas.

Las conversaciones en la capital de Kazajstán entre el Gobierno y los grupos armados de oposición no tienen una fecha definida pero se espera que ocurran en los primeros meses de 2017.

El enviado especial consideró que el acuerdo de alto el fuego también deben contribuir a que las negociaciones entre los sirios que auspiciará la ONU el 8 de febrero próximo sean inclusivas y productivas.

Cuatro millones de personas sin agua en Damasco

Cuatro millones de personas que viven en Damasco y los alrededores no tienen acceso a agua potable desde el 22 de diciembre, según informó la Oficina de la ONU para la Coordinación de Asuntos Humanitarios desde la capital siria.

Las dos fuentes principales de agua, Wadi Barada y Ain-el-Fijah, que suministran a un 70 por ciento de la población de la ciudad, no están funcionando debido a los ataques deliberados que dañaron las infraestructuras. Aunque el gobierno inició un programa de racionamiento y distribución de agua, la población tiene que comprarla a vendedores particulares. La ONU teme que la falta de agua provoque brotes de enfermedades, especialmente entre los niños, al igual que dificultades económicas para las familias.

En toda Siria, casi 15 millones de agua necesitan ayuda para conseguir agua y las familias gastan en torno a un 25 por ciento de sus ingresos en sus necesidades diarias de suministro.

Con información del Centro de Noticias de la ONU