Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

República Dominicana busca apoyo para aprovechar potencial climático de manglares

manglares.JPG

(03 de septiembre de 2015).- La mejora en la conservación y restauración de los manglares ofrece una solución de alto impacto para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, debido a la capacidad que tienen los manglares para capturar y almacenar el carbono.

Actualmente, la República Dominicana está buscando apoyo para la preparación de una nueva Acción Nacional Apropiada de Mitigación (ANAM) que aproveche los múltiples beneficios que ofrece el cultivo de manglares.

Los manglares son árboles y arbustos que se han adaptado a las condiciones salinas de las zonas de marea y pueden encontrarse a lo largo de las costas de la mayoría de los grandes océanos. Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), 'Los manglares del mundo 1980-2005', existen manglares en más de 120 países, incluyendo la República Dominicana.

Según datos de la FAO, la cobertura de manglar en la República Dominicana se redujo de 34 mil 400 hectáreas en 1980 a 21 mil 215 hectáreas en 1998. Esta disminución fue el resultado de una combinación de factores motivados por la agricultura, el desarrollo inmobiliario y el turismo.

Esta ANAM de carbono azul, (llamado así para diferenciarlo del carbono verde que se almacena en los bosques no costeros) busca conservar y restaurar los manglares, maximizando su potencial para capturar y almacenar carbono, y reducirlo así la liberación de gases de efecto invernadero en la atmósfera. Esta ANAM traza una serie de objetivos que le permitirán cumplir estas metas.

Actualmente, la República Dominicana está buscando apoyo para la preparación de la ANAM. Se necesita apoyo financiero, tecnológico y de fomento de capacidades.

El Apoyo Financiero para la Preparación se centrará en el Diseño de la ANAM. Para esta fase, se necesitarán una o más subvenciones. La siguiente fase, la Implementación, comenzará a analizar la aplicación del modelo de créditos de carbono, a través del cual la ANAM obtendrá ingresos eventualmente en los mercados internacionales de carbono.

Nota emitida por la CMNUCC