Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Relator insta a garantizar libertad de expresión para evitar discursos de odio

(06 de noviembre de 2012).- La libertad de expresión es esencial para crear un entorno de entendimiento y tolerancia que evite los discursos que incitan al odio, afirmó hoy el relator especial de la ONU sobre esa garantía fundamental.

En su informe a la Asamblea General de las Naciones Unidas, Frank La Rue sostuvo que al contar con un ambiente propicio, las sociedades pueden discutir sobre temas de carácter religioso o racial para promover la abolición de estereotipos negativos.

"La lucha contra la intolerancia es una tarea urgente y permanente. Lamentablemente, las exhortaciones al odio siguen ocurriendo en todas las religiones del mundo. La cuestión es cuándo y cómo los Estados pueden limitar legítimamente la libertad de expresión", apuntó La Rue.

En este sentido, el experto subrayó que ese derecho sólo puede y debe restringirse en casos extremos, como cuando se incita al genocidio o al odio.

Recordó que cualquier restricción a la libertad de expresión debe basarse en una legislación clara y accesible a toda la gente y debe probarse que es necesaria para proteger los derechos de las personas, la seguridad nacional o el orden público.

El relator consideró que muchos gobiernos utilizan criterios equivocados para combatir el discurso de odio y se avocan a adoptar leyes ambiguas con sanciones desproporcionadas que a menudo se usan para silenciar las posturas críticas o políticas.

La Rue indicó que existen medidas alternativas para abordar la raíz de los odios y citó como ejemplo los programas sociales que buscan eliminar las inequidades y la discriminación.