Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Reconocimiento de la UNESCO al patrimonio documental de Nueva Zelanda

(31 de Octubre de 2012).- Como lo ha señalado Ray Edmondson, presidente del Comité del Programa Memoria del Mundo para Asia y el Pacífico de la UNESCO, los libros de actas y el documental Patu! relatan acontecimientos pertenecientes a dos importantes períodos de la historia de Nueva Zelanda. Su influencia sigue aún vigente en la sociedad y constituyen preciosas fuentes de investigación para historiadores, investigadores de la cultura maorí, docentes, así como toda la comunidad.

Los libros de actas del Tribunal de la Tierra Maorí (1862-1900) incluyen 704 volúmenes encuadernados y otros documentos conexos que registran las actividades de los primeros años del tribunal de la tierra aborigen, sus audiencias y las pruebas presentadas para asignar títulos de propiedad a los aborígenes en Nueva Zelanda. Estos libros documentan la historia tribal, la whakapapa (genealogía), así como el uso y la ocupación de la tierra por parte de los iwi y hapu (tribus y clanes).

Estos libros proporcionan información a quienes plantean reivindicaciones en relación con el Tratado de Waitangi y ayudan a los maoríes a mantener los lazos con la tierra, los hapu, las iwi y su historia.

Los libros de actas más antiguos se conservan en los depósitos de los Archivos de Nueva Zelanda. Existen, además, copias de los libros en varios formatos para uso público. El Tribunal de la Tierra Maorí también ha incorporado copias electrónicas a su base de datos, (el Sistema de Información sobre la Tierra Maorí), para que el público pueda consultarlas en los registros del Tribunal.

El reconocimiento de la UNESCO destaca la importancia del patrimonio documental y de las instituciones que lo custodian. La inscripción en un registro no solo despierta una mayor conciencia acerca del acervo que la institución conserva, sino que también garantiza que los elementos inscriptos sean protegidos, preservados y accesibles.

Para más información, consulte la noticia completa aquí