Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Recomendaciones de salud para quienes viajen a Juegos Olímpicos y Paralímpicos verano 2016

Foto cortesía de: Radio ONU/Staton Winter
575156.jpg (29 de junio del 2016).- Los XXXI Juegos Olímpicos y Paralímpicos de verano de 2016 de Rio de Janeiro, Brasil, se celebrarán del 5 al 21 de agosto de 2016 y del 7 al 18 de septiembre de 2016, respectivamente. Otras cinco ciudades serán anfitrionas de partidos del torneo olímpico de fútbol - Belo Horizonte, Brasilia, Manaus, Salvador y São Paulo.

Las siguientes recomendaciones tienen por objeto asesorar a las autoridades nacionales de salud y a los profesionales de salud acerca de las prácticas y medidas a adoptar para las personas que viajen a Brasil, para que tengan una estadía segura y saludable.

Antes de partir, se deberá informar a los viajeros acerca de los riesgos para la salud existentes en las áreas que se proponen visitar, así como de las prácticas y medidas preventivas destinadas a reducir al mínimo la probabilidad de contraer enfermedades o sufrir accidentes.

Los viajeros a Brasil deberán consultar las recomendaciones emitidas por sus autoridades nacionales (ver lista sitios web abajo).

Las autoridades de salud brasileñas ofrecen consejos de salud a los viajeros en su página web, tanto en español, como en inglés, y portugués (ver lista sitios web abajo). El acceso a los servicios de salud afiliados al Sistema Único de Salud de Brasil (Sistema Único de Saúde, SUS) es gratuito para todas las personas, incluidos los visitantes.

Enfermedades prevenibles por vacunación
Se deberá programar una consulta médica lo más temprano posible, o por lo menos de 4 a 8 semanas antes de partir, para que los viajeros tengan tiempo suficiente de completar los esquemas de vacunación, para que éstos resulten eficaces, tanto con las vacunas de rutina como con aquellas indicadas para destinos específicos. Sin embargo, aun cuando la salida sea inminente, habría tiempo de brindar asesoramiento y de administrar algunas vacunas.

Vacunas de rutina
Los viajeros tienen que ser vacunados de acuerdo al esquema de vacunación de su país, el cual varía de un país al otro. Los esquemas de vacunación de rutina, establecidos por las autoridades nacionales, incluyen vacunas contra la difteria,tos ferina,tétanos,poliomielitis,sarampión, hepatitis B, Heamophilus influenzae type b, y en muchos países contra enfermedades adicionales como rubéola, parotiditis (paperas), gripe, fiebre amarilla, virus del papiloma humano, rotavirus, y enfermedades neumocócicas.

Desde julio de 2015, Brasil ha interrumpido la transmisión de sarampión, después de un brote asociado con un caso importado. Por consiguiente, teniendo en cuenta que el sarampión continúa siendo una enfermedad endémica o circulante en muchos países, es fundamental tener la vacuna contra el sarampión al día, a fin de prevenir la importación del virus a Brasil. También se aplican consideraciones similares en el caso de la rubéola, que se eliminó de Brasil en 2009.

El poliovirus salvaje se eliminó de Brasil en 1989. Por consiguiente, para prevenir la re-introducción de la poliomielitis a Brasil, es crucial que los viajeros procedentes de países en los que se hayan dado recientemente casos de poliomielitis hayan completado el curso de vacunación (ver lista sitios web abajo).

Para viajeros con riesgo de sufrir complicaciones graves por la gripe, debe considerarse la vacunación. La OMS recomienda la vacunación contra la gripe estacional en embarazadas, adultos mayores, individuos con enfermedades crónicas específicas, niños de los 6 a los 59 meses, y personal de salud. La cepa circulante del virus de la gripe que predomina actualmente en Brasil es la A (H1N1)pdm09 y está incluida en ambas vacunas: la del hemisferio norte para el 2015-2016, y la del hemisferio sur para el 2016. Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos tendrán lugar después de que la temporada de gripe en Rio de Janeiro haya alcanzado su pico en junio y julio. Sin embargo, existen diferencias regionales y en Brasil se producen casos durante todo el año. Los viajeros con riesgo deberían idealmente recibir la vacuna contra la gripe por lo menos dos semanas antes de su salida (ver lista sitios web abajo).

Vacunas relacionadas con los viajes
Según el itinerario específico del viaje, vacunas adicionales podrían contemplarse para algunos viajeros. A los viajeros que no hayan sido vacunados se deben ofrecer las vacunas según las recomendaciones de su país:

  • Hepatitis A: debido a que Brasil esun país con un grado intermedio de endemicidad y propenso a los brotes de hepatitis A;
  • Hepatitis B: el riesgo de contraer hepatitis B es bajo, excepto para viajeros con comportamiento de alto riesgo, como hacerse tatuajes o utilizar drogas inyectables. La vacuna contra la hepatitis B fue introducida en el esquema nacional de inmunización de Brasil en 1998;
  • Fiebre tifoidea: la incidencia más alta de fiebre tifoidea en Brasil se registra en el norte y nordeste de Brasil, incluida la Amazonia y la ciudad de Manaus, que es una de las sedes del torneo olímpico de fútbol;
  • Rabia: el riesgo de contraer la infección por rabia en Rio de Janeiro y las otras cinco ciudades que son sedes del torneo olímpico de fútbol es insignificante (ver lista sitios web abajo);
  • Fiebre amarilla: la vacunación con una dosis única, que confiere protección de por vida, se recomienda para los viajeros mayores de 9 meses de edad que visiten zonas con riesgo de transmisión de fiebre amarilla. La vacuna debe ser administrada por lo menos diez días antes de la partida. No se recomienda la vacunación para los viajeros que limiten su estadía a las siguientes ciudades sede de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos: Rio de Janeiro, Salvador y São Paulo (ver lista sitios web abajo). Existe la posibilidad de que el brote de fiebre amarilla que se registra actualmente en Angola inste a la OMS a modificar estas recomendaciones según sea necesario.

Enfermedades transmitidas por mosquitos
Medidas de protección personal
Pese a que el riesgo de enfermedades transmitidas por mosquitos es más bajo durante el invierno, estación durante la cual se celebrarán los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, los viajeros deben tomar medidas de protección personal para evitar las picaduras de los mosquitos. Estas medidas incluyen:

  • Siempre que sea posible, durante el día, usar preferentemente ropa de colores claros y que cubra la mayor parte del cuerpo;
  • Usar repelentes que contengan DEET (dietiltoluamida), IR 3535 o icaridina y que puedan aplicarse sobre la piel descubierta o sobre la ropa. Los repelentes deben usarse ateniéndose estrictamente a las instrucciones que constan en las etiquetas con respecto a la duración de la protección conferida y a la frecuencia de re-aplicación. De utilizarse repelentes y protector solar conjuntamente, el protector solar debe aplicarse primero y luego el repelente;
  • Elegir un alojamiento limpio que disponga de agua corriente y barreras físicas, como mallas en ventanas y puertas para impedir que entren mosquitos, o aire acondicionado que permitiríamantener ventanas y puertas cerradas.
  • Evitar las visitas a zonas de las ciudades y pueblos sin agua corriente y con un saneamiento deficiente, que son condiciones que facilitan la existencia de criaderos de mosquitos.

Arbovirus transmitidos por mosquitos Aedes
Además de la fiebre amarilla (ver requisitos de vacunación arriba mencionados), las enfermedades transmitidas por las especies del mosquito Aedes incluyen la enfermedad por el virus del Zika, el chikungunya y el dengue.

Dengue y chikungunya
Información detallada sobre dengue y chikungunya está disponible en los sitios web del Ministerio de Salud de Brasil, la OMS, y la OPS (Oficina Regional de la OMS para las Américas), que están enumerados abajo. No hay vacuna contra el chikungunya. No se recomienda la vacuna contra el dengue para los viajeros (ver lista sitios web abajo).

Enfermedad por el virus del Zika
La infección por el virus del Zika causa generalmente un cuadro clínico leve y la mayor parte de los casos son asintomáticos. Sin embargo, tras el brote por el virus del Zika en Brasil en 2015 y su subsecuente propagación en las Américas, se observó un incremento inusual de trastornos neurológicos graves en los hijos de embarazadas que habían sido infectadas, incluidos casos de microcefalia y malformaciones neurológicas congénitas. También se observaron casos del síndrome de Guillain-Barré (GBS, por su sigla en inglés), una rara y grave manifestación de debilidad muscular, entre adultos que habían sido infectados. Basado en la creciente evidencia generada por las intensas investigaciones, existe consenso actualmente en la comunidad científica de que el virus del Zika es la causa de microcefalia y GBS. El virus del Zika se propaga principalmente por los mosquitos, aunque se están documentando cada vez más también casos por transmisión sexual (ver lista sitios web abajo).

Por consiguiente, a la luz del conocimiento actual sobre la enfermedad por el virus del Zika y sus complicaciones, se recomienda lo siguiente a las autoridades nacionales de salud y al personal de salud:

  • Proporcionar a quienes viajen a áreas con transmisión del virus del Zika en curso, incluido Brasil, orientación actualizada sobre:
    * (a) las medidas apropiadas para reducir el riesgo de infección - incluidas aquellas para protegerse de las picaduras de mosquitos y para practicar sexo seguro (es decir, el uso sistemático y correcto del condón);
    * (b) las posibles consecuencias y las complicaciones de la infección, especialmente para las embarazadas, o las mujeres que están planeando un embarazo. Los métodos de planificación familiar que no son de barrera, no protegen contra la transmisión sexual del virus del Zika;
  • Aconsejar a las mujeres embarazadas no viajar a áreas donde haya transmisión del virus del Zika en curso, incluido Brasil;
  • Aconsejar que contacten a profesionales de la salud a las mujeres que inadvertidamente se han embarazado o que descubren que están embarazadas después de regresar de Brasil y/u otras áreas con transmisión del virus del Zika en curso;
  • Aconsejar a las mujeres embarazadas cuyas parejas sexuales residan o vuelvan de áreas donde se sepa que hay transmisión local del virus, que tengan prácticas sexuales seguras o se abstengan de tener relaciones sexuales mientras dure el embarazo;
  • Aconsejar a los viajeros practicar sexo seguro (es decir, el uso correcto y consistente de condones) o abstenerse de tener relaciones sexuales durante su estadía en Brasil y/u otras áreas con transmisión del virus del Zika en curso al menos en las ocho semanas siguientes a su regreso. Si durante ese período o antes de él aparecieran síntomas de enfermedad por el virus de Zika, los hombres deberían adoptar prácticas sexuales seguras o abstenerse de tener relaciones sexuales durante un mínimo de seis meses;
  • Aconsejar a los viajeros que regresan de Brasil y/u otras áreas con transmisión del virus del Zika en curso, no donar sangre por lo menos durante cuatro semanas después de haber salido de esa/s áreas;
  • Las autoridades nacionales deben proporcionar al personal de salud directrices claras sobre cómo derivar a los viajeros que presenten síntomas de infección por el virus del Zika para que se les realicen las pruebas de laboratorio correspondientes y reciban el tratamiento clínico adecuado.

Malaria (transmitida por mosquitos Anopheles)
El riesgo de transmisión de malaria en Brasil es insignificante o inexistente con la excepción de la región de la Amazonia, que tambien abarca a los estados del norte de Brasil, incluida la ciudad de Manaus, anfitriona de algunos de los partidos del torneo olímpico de fútbol.

Las infecciones por Plasmodium falciparum representan aproximadamente el 15% de los casos de malaria registrados en Brasil. En las áreas afectadas por la malaria, además de la prevención de las picaduras de mosquitos (incluyendo el uso de repelentes y dormir debajo de mosquiteros tratados con insecticidas), debe considerarse el uso de quimioprofilaxis con atovacuona-proguanil, o doxiciclina, o mefloquina y ser elegida en función de las contraindicaciones y de los efectos segundarios descrito para estos medicamentos. Como alternativa, para viajes a las áreas rurales con un bajo riesgo de infección de malaria, la prevención de las picaduras de mosquitos puede combinarse con el tratamiento de urgencia de ser necesario (SBET por su sigla en inglés - Stand-By Emergency Treatment) (ver lista sitios web abajo).

Basado en la evaluación de riesgo de las autoridades de salud de Brasil, los lineamientos nacionales no incluyen recomendaciones relativas a la quimioprofilaxis para malaria. Por consiguiente, el acceso a estos medicamentos en Brasil es limitado y los medicamentos antimalaricos se deberían adquirir antes de viajar a Brasil. Las personas que se enfermen y tengan fiebre durante un viaje en alguna área de Brasil en donde haya riesgo de malaria, deberán solicitar atención médica inmediata (ver la lista de centros de diagnóstico y tratamiento abajo). Las personas que se enfermen y tengan fiebre hasta un año después de su viaje, deberán solicitar atención médica de inmediato y deberán informar al personal de salud acerca de sus viajes. No hay vacuna contra la malaria recomendada (ver lista sitios web abajo).

Infecciones de transmisión sexual (diferentes a la infección por virus del Zika)
El riesgo de infección por VIH, sífilis, gonorrea, clamidias, herpes, virus de la hepatitis B, y otras infecciones de transmisión sexual, se limita principalmente a los viajeros que tengan comportamientos de riesgo, especialmente relaciones sexuales sin protección - en particular con profesionales del sexo, entre hombres, y usuarios de drogas inyectables. Por consiguiente, se recomienda la adopción de prácticas sexuales seguras, específicamente el uso sistemático y correcto del condón. Las autoridades brasileñas han puesto en marcha una campaña de prevención y promoción de la salud relacionada a infecciones de transmisión sexual, VIH/SIDA, y hepatitis con motivo de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos (ver lista sitios web abajo).

Inocuidad del agua y los alimentos
Dado que las infecciones gastrointestinales pueden ser comunes en Brasil, los profesionales de salud deberán aconsejar a los viajeros tomar precauciones para evitar enfermedades causadas por alimentos y bebidas insalubres. Dichas precauciones incluyen: lavarse las manos con frecuencia y siempre antes de la manipulación o el consumo de alimentos; asegurarse de que los alimentos estén cocinados completamente y se mantengan bien calientes; consumir agua potable (por ejemplo, agua embotellada o, en caso de duda, agua bien hervida); evitar cualquier alimento crudo, aparte de las frutas y verduras que puedan ser peladas; evitar alimentos de bufés, mercados, restaurantes y vendedores callejeros que no se mantienen calientes, refrigerados o en hielo.

Agua y saneamiento
La calidad del agua recreativa en Rio de Janeiro, incluida la de los lugares donde se realizaran competencias de los Juegos Olímpicos y Paralímpicos, ha sido insuficiente debido a la contaminación con aguas residuales. Las autoridades pertinentes están tomando medidas correctivas a nivel local y los viajeros deberán seguir las recomendaciones de las autoridades locales competentes (ver lista sitios web abajo).

Otros riesgos relacionados con enfermedades infecciosas
El riesgo para los viajeros de contraer infecciones transmitidas por vía aérea, como la tuberculosis y la meningitis, es limitado, a no ser que permanezcan en espacios cerrados atestados de personas.

Los viajeros con destino a la zona de Belo Horizonte deben estar conscientes del riesgo de contraer la fiebre maculosa brasileña, transmitida por garrapatas y causada por la bacteria Rickettsia rickettsii. Dicha infección podría adquirirse como consecuencia del contacto con roedores infectados como las capibaras.

Los viajeros con destino a la zona de Salvador deben tener presente el riesgo de contraer la leptospirosis, causada por la bacteria Leptospira. Dicha infección podría adquirirse como consecuencia del contacto de la piel y las mucosas con agua y suelo contaminados con la orina de animales infectados. Hay una amplia gama de animales que pueden ser portadores de la bacteria.

El riesgo de contraer leishmaniasis (tanto cutánea como visceral), esquistosomiasis, filariasis linfática y otras enfermedades tropicales desatendidas existe principalmente en zonas rurales del noreste de Brasil.

Seguridad y otros riesgos de salud
Crimen, incluidos robos y actos violentos, pueden suceder en Brasil. Se les debe aconsejar a los viajeros manejarse con cuidado; utilizar únicamente taxis o autobuses autorizados del aeropuerto; desplazarse preferentemente acompañados en especial por la noche; evitar zonas inseguras.

Los traumatismos causados principalmente por accidentes de tránsito son la principal causa de muerte en los viajeros menores de 55 años. Inundaciones y desprendimientos de tierra debido a lluvias torrenciales especialmente en áreas urbanas han sido frecuentemente la causa de traumatismos y otras urgencias médicas.

Los viajeros a Brasil deben tomar precauciones con respecto a la exposición al sol, y utilizar protectores solares, gafas de sol y sombreros. También deben evitar la deshidratación consumiendo agua embotellada.

Los viajeros a Brasil deben estar conscientes de la presencia de animales venenosos, tales como escorpiones y serpientes, y deben tomar precauciones para evitar cualquier contacto con ellos. Es aconsejable ponerse en contacto con las autoridades de salud locales para obtener información más detallada acerca de las zonas específicas de riesgo.

Es buena práctica que el personal de salud obtenga sistemáticamente losantecedentes de viajesde sus pacientes, teniendo en cuenta, además, que algunas de las infecciones asociadas a los viajes pueden tener un período de incubación prolongado.

Con información de PAHO