Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Proporcionar financiación antes de los desastres podría cambiar por completo la respuesta humanitaria

ochadii.jpg

  • Mientras los líderes mundiales negocian un acuerdo sobre el clima, el Programa Mundial de Alimentos de las Naciones Unidas (PMA) y la Federación Internacional de la Cruz Roja y la Media Luna Roja (FICR), junto a la Cruz Roja Alemana (GRC), han presentado un enfoque basado en previsiones que podría transformar el sistema humanitario. Este enfoque facilitará financiación para preparación ante emergencias y respuesta humanitaria antes de que se produzcan las crisis, y proporcionará los fondos necesarios para actividades que fortalecen la resiliencia.

(02 de diciembre de 2015).-El Servicio de Seguridad Alimentaria y Resiliencia Climática (FoodSECuRE, en sus siglas en inglés) cambiará el modelo humanitario de un sistema reactivo a otro que mira al futuro y salva más vidas, ahorrando a la vez tiempo y dinero. Tanto FoodSECuRE como un proyecto de Cruz Roja en Uganda - uno de varios proyectos piloto de Cruz Roja-Media Luna Roja de financiación basada en la previsión - se han activado en Uganda en semanas recientes para hacer frente a desastres relacionados con el clima, las dramáticas predicciones de El Niño y eventos meteorológicos extremos.

La respuesta anticipada no solo protege vidas humanas: una nueva investigación del PMA muestra que también ahorra dinero. Un análisis de FoodSECuRE llevado a cabo en 2015 en Sudán y Níger muestra que utilizar un sistema basado en la previsión reduciría el coste de la respuesta humanitaria en un 50 por ciento.

FoodSECuRE desbloquea fondos antes de los desastres, y también asegura que haya financiación disponible entre ciclos de desastres, ya que solo con financiación fiable y plurianual se puede fortalecer la resiliencia de la población vulnerable ante los efectos del cambio climático.

"El sistema humanitario está cada vez más al límite de su capacidad financiera y operativa. Más desastres meteorológicos requieren respuestas en más lugares y durante más tiempo. Necesitamos nuevos enfoques. Ahora tenemos las herramientas para responder antes de que el desastre se produzca y en el periodo entre desastres recurrentes - es la única forma de sacar a la población vulnerable del ciclo de hambre y pobreza crónicas, de una vez por todas", declaró la Directora Ejecutiva del PMA, Ertharin Cousin. "Convertir la herramienta FoodSECuRe en un servicio útil a nivel mundial requerirá la movilización de 400 millones de dólares", añadió.

En Guatemala y Zimbabue se han facilitado fondos mediante FoodSECuRE en zonas donde el riesgo de sequía es alto debido a El Niño. Se ha proporcionado formación a los agricultores para plantar cultivos resistentes a la sequía y cambiar sus prácticas agrícolas para conservar los suelos y el agua, para que, incluso si la cosecha es mala, la población siga teniendo comida en su mesa.

El incremento de los desastres climáticos, las necesidades humanitarias y los mecanismos de financiación a corto plazo requieren urgentemente nuevos enfoques. FoodSECuRE fusiona mecanismos científicos de previsión con una financiación a largo plazo flexible que ayuda a la población a mejorar su resiliencia.

La Cruz Roja-Media Luna Roja dispone de siete proyectos piloto operativos con este nuevo enfoque en todo el mundo. "Usando las predicciones climáticas y meteorológicas más modernas, podemos poner en funcionamiento la preparación frente a un desastre", explicó Garry Conille, Secretario General Adjunto de la FICR. "Lo que se necesita ahora es una estrategia amplia para financiar el desarrollo y el funcionamiento de los sistemas de financiación basados en la previsión a nivel nacional e internacional".

En Uganda, se facilitó financiación desde un nuevo fondo de preparación ante desastres de la Cruz Roja Alemana (GRC) para permitir a la Cruz Roja Ugandesa distribuir artículos según las previsiones de inundación. Sabiendo unos días antes que iban a subir los niveles de agua, los voluntarios de Cruz Roja distribuyeron pastillas para purificar el agua y artículos para protegerse de las inundaciones a cientos de familias vulnerables. El proyecto está financiado por el Ministerio de Cooperación Económica y Desarrollo alemán.

"A causa de El Niño que azota a este país, el Gobierno de Uganda y la Cruz Roja Ugandesa fueron capaces de realizar intervenciones preventivas", declaró el ministro de Uganda, Musa Ecweru, en la conferencia Comprensión del Riesgo y la Economía en Addis Abeba. "Esto supone un cambio real desde nuestra tradición de esperar hasta que ocurra un desastre y luego actuar".

El Plan de Acción sobre el Clima del Ministerio Federal de Relaciones Exteriores de Alemania, coordinado por la GRC, se centra en programas piloto de financiación basada en la previsión del PMA o las Sociedades Nacionales de la Cruz Roja en Bangladés, Filipinas, Haití, Mozambique, Nepal, Perú y República Dominicana.

Noticia emitida porPrograma Mundial de Alimentos