Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ONU rinde tributo a su personal caído en el cumplimiento del deber

asistencia_humanitaria_bandera.jpg Foto: ONU/Mark Garten

(19 de agosto de 2016).- Un día como hoy hace 13 años, 22 trabajadores de la ONU murieron en un atentado terrorista en Bagdad, la capital iraquí. La fecha ha sido establecida por la Asamblea General como el Día Mundial de la Asistencia Humanitaria.

Ante la presencia de familiares de personal de la Organización caído en el cumplimiento del deber, el vicesecretario general, Jan Eliasson, recordó en un acto solemne en la sede de Naciones Unidas el sacrificio y entrega de los que han perdieron la vida ayudando a otras personas bajo los principios y propósitos de la Carta de la ONU.

"Veintidós de esas personas murieron en el Hotel Canal de Bagdad. Los que perecieron ese día eran de lo mejor y más comprometido de nuestra Organización. Eran la esperanza para el futuro de la ONU y murieron brutalmente en el mejor momento de sus vidas", dijo Eliasson.

Añadió que esta tragedia conmocionó a todos los que cree en la ONU y entienden que su bandera azul flamea solamente porque hay gente que quiere que así sea, como los caídos en Bagdad y otros que fallecieron antes y después del 19 de agosto de 2003.

Ese día, un camión bomba conducido por un terrorista suicida destruyó el hotel donde estaba la sede de la Misión de Naciones Unidas en Iraq, en el que se considera es el peor ataque terrorista jamás sufrido por el organismo mundial.

Entre los caídos estuvo Sergio Vieira de Mello, un diplomático brasileño que había sido Alto Comisionado de la ONU para Derechos Humanos, y que era el representante especial del Secretario General y jefe de la Misión en Iraq.

Con información del Centro de Noticias de la ONU