Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ONU reitera preocupación por la vulnerabilidad de los tártaros en Crimea

Foto cortesía de: ONU/Jean-Marc Ferré
503093-rupertcolville.jpg (17 de mayo de 2016).- La Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos reiteró hoy su preocupación por la comunidad tártara en Crimea y afirmó que durante los últimos dos años ha documentado una creciente persecución de esa minoría.

Con motivo del aniversario de la deportación de más de 200.000 tártaros de Crimea el 18 de mayo de 1944, el portavoz de esa Oficina señaló en una rueda de prensa
en Ginebra que los integrantes del Mejlis, el órgano representativo de esa comunidad, y sus seguidores han sido intimidados y encarcelados por cargos dudosos.

Además, Rupert Colville afirmó que la clasificación que hizo la Corte Suprema de Crimea del Mejlis como una organización extremista coloca los derechos humanos de los tártaros de esa península en una situación muy vulnerable.

"Le recordamos a Rusia, el país que ejerce el control de facto en el territorio de Crimea, que tiene la obligación de garantizar el respeto de los derechos de las minorías y los pueblos indígenas, y de asegurar que esos grupos no sean discriminados o acosados. También urgimos a las autoridades a levantar la prohibición del Mejlis y a garantizar la libertad de expresión, información, asamblea y religión o credo para toda la población de Crimea", dijo el portavoz.

Colville recordó que los tártaros crimeos fueron desarraigados de la zona occidental de la Unión Soviética en 1944 y se les envió a Asia Central o Siberia. En 1999, gracias a un acuerdo entre Ucrania y Uzbekistán se les permitió regresar a Crimea y se estima que unos 250.000 retornaron y recibieron la nacionalidad ucraniana.