Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ONU Mujeres México: El desarrollo en Oaxaca de la mano con el empoderamiento económico de las mujeres rurales

indigenas.jpg

(07 de enero de 2016).-Garantizar el empoderamiento económico, político y social de las mujeres rurales e indígenas es fundamental para su bienestar y el desarrollo de sus familias y comunidades rurales, así como para la productividad económica de los países.

ONU Mujeres trabaja para aumentar el acceso de las mujeres rurales e indígenas a recursos y oportunidades económicas tratando de transformar sus economías trabajando temas como el trabajo no remunerado de las mujeres; el crecimiento inclusivo y el papel que desempeñan en la política agrícola, climática o comercial por mencionar algunos. Asimismo, respalda el liderazgo y la participación de las mujeres rurales e indígenas a la hora de diseñar leyes, estrategias, políticas y programas en todos los temas que afectan sus vidas, como protagonista y agentes claves del desarrollo rural.

En particular, desde 2012 ONU Mujeres implementa el Programa Regional Ampliando las Oportunidades Económicas para las Mujeres Rurales Emprendedoras en El Salvador, Guatemala, México y Nicaragua para contribuir al empoderamiento económico de las mujeres rurales emprendedoras fortaleciendo sus capacidades para desarrollar emprendimientos colectivos de mujeres y en el desarrollo de sus negocios. El programa también apunta a que las mujeres rurales tengan un mayor liderazgo y participen en sus comunidades y en las instituciones rurales.

En México el programa se ejecuta en 24 municipios de Oaxaca: 2 de los valles centrales, 15 de la Sierra Norte y 7 en la Región de la Costa del estado y beneficia actualmente a 288 mujeres rurales y organizaciones. Las mujeres que integran las organizaciones beneficiarias son indígenas (80%) principalmente de etnia zapoteca, en la costa 1% son afrodescendientes y el 32% son mujeres jóvenes. Se dedican a la producción de seda y textiles de seda, textiles de lana, productos de barro, mecapales de fibra natural, conservas frutales y salsas, entre otros productos.

Sumado al empoderamiento económico, el programa también contribuye a que las mujeres ejerzan y defiendan sus derechos humanos abordando temas de prevención de violencia, autonomía económica, participación ciudadana y liderazgo.

Leer la nota completa en ONU Mujeres México