Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Misión de la OPS en El Salvador destaca oportunidad del país para aportar a la investigación sobre zika

Foto cortesía de: OPS-OMS
investigacion-zika-els-2.jpg

(11 de marzo de 2016).- Profundizar la investigación de los casos sospechosos por el virus del Zika y de las complicaciones asociadas, como el síndrome de Guillain-Barré (SGB), representa una oportunidad para El Salvador y podría ampliar el conocimiento mundial sobre la enfermedad, concluyó hoy la misión internacional de expertos convocada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), de visita esta semana en el país.

"El Salvador tiene la oportunidad de aportar al conocimiento científico mundial respecto de esta enfermedad", afirmó la médica salubrista y epidemióloga chilena Ximena Aguilera, jefa de misión, y manifestó la disposición de la OPS a "continuar apoyando al país en su respuesta a ésta y otras emergencias".

Aguilera explicó que para tener más conocimiento sobre el comportamiento del zika en el país y sus complicaciones asociadas, "se necesita fortalecer la capacidad de investigaciones científicas, especialmente los estudios etiológicos (del agente causal) en el laboratorio", para lo cual la OPS ya está colaborando.

El Salvador ha reportado hasta el momento más de 9.000 casos de zika, 138 casos de Guillain-Barré posiblemente asociados de los cuales más del 70% ya han sido dados de alta y 228 embarazadas están en seguimiento ante la sospecha de que atravesaron la infección. Hasta el momento, el país no ha notificado niños nacidos con microcefalia asociada al zika. "Nos gustaría que salgan artículos científicos desde El Salvador, con autores salvadoreños que difundan todo lo que ustedes han podido detectar" sobre este virus, subrayó Aguilera.

La recomendación de la misión va en línea con el pedido de la OMS a los países de intensificar la investigación de la asociación de conglomerados del síndrome de Guillain-Barré y microcefalia con el virus del Zika, además de investigar la historia natural de la infección y la realización de estudios prospectivos y retrospectivos sobre microcefalia y trastornos neurológicos graves, entre otros.

Asimismo, aumentar el número de pruebas de laboratorio para confirmar zika en todos los casos sospechosos, y especialmente en embarazadas y en aquellos con complicaciones neurológicas graves, permitirá vigilar mejor el comportamiento de la enfermedad en el país y describir los casos para fortalecer la respuesta nacional.

La ministra de Salud Pública y Asistencia Social de El Salvador, Violeta Menjivar, agradeció a la OPS por el apoyo brindado, destacó la "calidad científica y profesional" de los miembros de la misión internacional y coincidió en la necesidad de investigar de la mejor manera estos nuevos virus que están circulando. "Todavía estamos en capacidad de mejorar nuestra respuesta laboratorial", indicó y agregó que junto a la OPS elaborarán un plan para darle seguimiento a las recomendaciones de la misión.

Carlos Garzón, representante en El Salvador de la OPS, oficina regional para las Américas de la Organización Mundial de la Salud (OMS), agradeció la anuencia dada por el país para esta visita, lo que constituye, dijo, "una muestra de transparencia y de su compromiso con la salud pública internacional".

Aguilera manifestó que la misión, que visitó una serie de hospitales, laboratorios y dependencias de gobierno en San Salvador y también en Santa Ana, en la región occidental del país, observó un "adecuado abordaje clínico y manejo de los casos de zika, así como del conglomerado de casos de SGB" y destacó la fortaleza del sistema de vigilancia del país "que ha permitido detectar oportunamente la ocurrencia de casos".

La sensibilidad de la pesquisa del sistema puede mejorarse si se refuerza la investigación de cuadros neurológicos graves, se otorga mayor difusión a las definiciones de caso, y se fortalece la presencia de laboratorio en la toma de decisiones técnicas de vigilancia, fueron otras de las recomendaciones de la misión.

"Vamos a continuar con la vigilancia de arbovirosis, a iniciar la búsqueda activa de casos de mujeres embarazadas en la comunidad y aumentar la vigilancia de las malformaciones y otras anomalías congénitas", enumeró Rolando Masis, director de vigilancia sanitaria del Ministerio de Salud de El Salvador.

Asimismo, indicó que fortalecerán los equipos de respuesta rápida ante brotes, así como adaptarán los protocolos de investigación para evaluar los efectos del zika y el vínculo entre el zika y malformaciones o anomalías congénitas, entre otras acciones.

La OPS/OMS ha desarrollado una estrategia para ayudar a los países a mitigar el impacto del zika a través del fortalecimiento de sus capacidades para detectar la introducción y propagación del virus, reducir las poblaciones de mosquitos, garantizar los servicios de salud necesarios, fortalecer las capacidades de laboratorio, promover la investigación y comunicarse de manera efectiva con el público sobre los riesgos y las medidas de prevención.

Con información de: OPS-OMS