Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Los Estados deben garantizar la libertad de religión, dice relator especial

Foto de archivo: ONU/Jean-Marc Ferré
12-29-2016Shaheed.jpg

(07 de marzo de 2017).- Las crecientes incitaciones al odio, la hostilidad, la discriminación o la violencia, al igual que los crímenes de odio cometidos por extremistas con base en motivos religiosos en algunos países son muy preocupantes y demuestran la urgencia de que los Estados tomen medidas para proteger la libertad de credo.

El relator especial de la ONU sobre la libertad de religión, Ahmed Shaheed, señaló lo anterior hoy ante el Consejo de Derechos Humanos en Ginebra, donde también advirtió que en muchos lugares, los actores estatales y no estatales imponen limitaciones, acosan y amenazan a las minorías religiosas.

Shaheed expresó especial preocupación por las atrocidades y violencia que ponen en riesgo la existencia de algunos minorías religiosas con más de dos mil años de historia.

Ante esta situación, dijo, los Estados deben actuar para garantizar la libertad de religión por medio de campañas de información y la promoción de los derechos humanos, no con violencia y restricciones.

"La política cada vez más común de algunos Estados de imponer medidas drásticas como respuesta a la violencia por razones religiosas complica aún más el entorno que de por sí socava la libertad de credo", enfatizó el experto.

Por otra parte, Shaheed aseveró que la sociedad civil tiene un papel clave en la construcción de puentes de confianza entre las distintas religiones y exhortó a promover el ejercicio del diálogo entre las comunidades con distintos credos.

Con información del Centro de Noticias de la ONU