Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Las legumbres favorecen la salud del suelo y promueven dietas sanas y nutritivas, afirma Ban

Foto: FAO/Claudia Nicola
12-02-2016SoilDay.jpg (05 de diciembre de 2016).- El mundo contemporáneo, caracterizado por una población creciente, ciudades en expansión, clima cambiante y un aumento de las necesidades alimentarias, precisa de suelos sanos para satisfacer necesidades vitales tanto del planeta como de sus habitantes.

Así se expresó hoy el Secretario General de la ONU en su mensaje con motivo del Día Mundial del Suelo, que este año destaca el papel de las leguminosas como impulsoras de la salud de las tierras de cultivo y como alimentos sanos y ricos en nutrientes para la población.

"Las habas, las lentejas y otras legumbres se combinan con el suelo en una singular simbiosis que protege el medio ambiente, mejora la productividad, contribuye a la adaptación al cambio climático y proporciona nutrientes fundamentales al suelo y los cultivos", apuntó Ban Ki-moon.

Explicó que las legumbres pueden fijar en sus raíces el nitrógeno de la atmósfera y al liberar el fósforo del suelo para ponerlo a disposición de las plantas, también reducen la necesidad de utilizar fertilizantes externos.

Ban afirmó que estos factores impulsan el desarrollo sostenible y señaló que el uso óptimo del suelo, así como su conservación, es prioritario para cumplir con la Agenda 2030.

Finalmente, instó a que se preste mayor atención a los factores que afectan el suelo, como el cambio climático, la resistencia a los antimicrobianos, las enfermedades transmitidas por el suelo, la contaminación, la nutrición y la salud humana.

Con información del Centro de Noticias ONU