Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La UNRWA pide 817 millones de dólares para Siria y los Territorios Palestinos Ocupados

08-04-2015UNRWA_Support.jpg

(14 de enero de 2016).-- La Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) lanzó hoy un llamamiento de emergencia de 817 millones de dólares para Siria y los Territorios Palestinos Ocupados, que siguen sufriendo los efectos implacables del conflicto, la ocupación y el bloqueo.

La mayoría de los 450.000 refugiados palestinos estimados en Siria están desplazados y 95 por ciento de ellos dependen de la asistencia de la UNRWA. Decenas de miles han huido al Líbano y Jordania donde, a pesar de la generosidad de los países anfitriones, afrontan una marginalización y desesperación cada vez mayor.

Los casi 50 años de ocupación y casi una década de bloque en los Territorios Palestinos Ocupados definen todos los aspectos de la vida de sus habitantes. El número de personas que depende de la asistencia humanitaria en Gaza ha pasado de 80.000 en el año 2000 a más de 830.000 hoy en día.

"Ante la falta de perspectivas de soluciones políticas, la UNRWA movilizará sus equipos humanitarios y su compromiso para hacer frente a las múltiples necesidades urgentes que encaran los refugiados de Palestina", dijo el comisionado general de la agencia, Pierre Krähenbühl, en un comunicado.

Los programas de la UNRWA se centrarán sobre todo en las necesidades de los refugiados palestinos que afrontan el desplazamiento y la demolición de sus hogares, así como en los esfuerzos de reconstrucción en Gaza. En Siria, dirigirá uno de los programas de efectivo de emergencia más grandes en una zona de conflicto.

También planea lanzar innovadores programas educativos, incluyendo materiales para estudiar a distancia y un canal de televisión satelital, UNRWA TV.

La UNRWA está financiada casi en su totalidad por las donaciones voluntarias, sin embargo, las contribuciones financieras han sido superadas con creces por las necesidades. La ONU calcula que la brecha presupuestaria para 2016 asciende a 81 millones.