Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La UNESCO en México y la SEDESO de la CDMX firman convenio de cooperación

c87cc5e904.jpg

(12 de Mayo de 2016).- La Oficina de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y la Secretaría de Desarrollo Social de la Ciudad de México firmaron este jueves Convenio de Colaboración en materia Educativa, Cultural y Científica que, ente otros puntos, permitirá implementar un mecanismo que permita integrar el conocimiento teórico, técnico y práctico a la suma de esfuerzos conjuntos para atender problemáticas basadas en ejes fundamentales como: un Diagnóstico del Patrimonio Urbano en la Periferia, el desarrollo de un Sistema de Indicadores y preparar la inclusión de la CDMX en la Red de Ciudades Incluyentes de la UNESCO

El acto celebrado en el antiguo Palacio del Ayuntamiento fue encabezado por el Sr. Miguel Ángel Mancera, Jefe de Gobierno de la Ciudad de México; la Sra. Nuria Sanz, Directora y Representante de UNESCO en México, José Ramón Amieva, Secretario de Desarrollo Social de la CDMX, el Embajador Joel Hernández García, Director General para la Organización de las Naciones Unidas en la Secretaría de Relaciones, Exteriores y Benito Mirón López, Director General de Relaciones Internacionales de la Secretaría de Educación Pública y Secretario General de la Comisión Mexicana de Cooperación con la UNESCO (CONALMEX).

Asistieron también, Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, titular de la Coordinación General de Asuntos Internacionales (CGAI), Perla Gómez Gallardo, Presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la CDMX, Edgar Abraham Amador Zamora, Secretario de Finanzas de la CDMX; Julio César Serna Chávez, Coordinador y administrador general de la Central de Abasto de la CDMX, Guillermo Orozco Procurador Social de la CDMX, Erasto Ensástiga Santiago, Coordinación General de la Autoridad Zona Patrimonio Mundial, Natural y Cultural de la Humanidad en Xochimilco, Tláhuac y Milpa Alta y Armando Ramírez, Cronista Mexicano.

Frente a los retos económicos y sociales que enfrentan las ciudades, la Organización de las Naciones Unidas considera como una tarea global de primer orden el estudiar, visibilizar y compartir aquellas experiencias que desde la comunidad y la cultura están generando alternativas económicas y de solidaridad en los barrios urbanos marginales.

Los proyectos que conforman esta primera gran fase de cooperación entre la Secretaría de Desarrollo Social y la UNESCO, tienen como objetivo la conformación de un andamiaje que contribuya a reconstruir el tejido social a través del conocimiento compartido: un patrimonio cultural intangible y tangible que emerge de la vida en sociedad para afrontar colectivamente los retos del siglo XXI.

Por la importancia de su política social y su proceso democrático, la Ciudad de México es uno de los ejemplos más importantes a nivel regional y mundial en materia de participación ciudadana. Es por ello que la Oficina de UNESCO en México y la Secretaría de Desarrollo Social del Gobierno de la Ciudad de México, entidad a cargo de las políticas y los programas sociales de combate a la pobreza, participación ciudadana y mejoramiento barrial de la capital mexicana, han trazado una ruta de cooperación y acuerdos que hoy se formalizan.

Construir la noción de la periferia urbana y los barrios populares como patrimonio cultural es una tarea fundamental para entender la vida en la ciudad, sus formas comunitarias, económicas y culturales de una manera integral que contribuya a producir alternativas para una mejor calidad de vida.

Esta noción, que parte del estudio de lo educativo, lo cultural y lo social, debe ser la base para reforzar nuevos enfoques en las políticas públicas locales en el marco de la importancia de lo urbano- local en la solución de los problemas contemporáneos de todas las sociedades. Sistematizar, difundir y compartir este conocimiento será importante para mejorar la convivencia en la Ciudad de México y en otras ciudades.

Estos proyectos coadyuvarán en el cumplimiento de los lineamientos establecidos por el Consejo Ejecutivo de UNESCO en 2015 en el sentido de crear "contextos de aprendizaje que sean a la vez seguros, no violentos e inclusivos".

Se espera que la implementación de este conjunto de proyectos produzca un cambio en la manera de entender los saberes colectivos adquiridos en la vida comunitaria de los barrios populares de la Ciudad de México, en la forma de visibilizarlos y compartirlos como un patrimonio cultural a nivel local, nacional, regional y mundial.

Foto cortesía de: UNESCO