Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La solución de la crisis tiene que ser política, afirma el Secretario General de la ONU tras pruebas nucleares de Corea del Norte

Foto: KCNA
mISIL DE PRUBA NORCOREANO.jpg(05 de septiembre, 2017).- En un encuentro con la prensa hoy en Nueva York, el Secretario General de la ONU, António Guterres, condenó duramente los ensayos nucleares y de misiles balísticos realizados por Corea del Norte y llamó a la unidad del Consejo de Seguridad para abordar la actual situación frente a actos que "desestabilizan profundamente la seguridad internacional y regional".

Al mismo tiempo, Guterres afirmó que la solución para la crisis solo puede ser política, a través de negociaciones, ya que "las posibles consecuencias de una acción militar son demasiado horrendas".

"Una vez más, [la Corea del Norte] ha desafiado al Consejo de Seguridad ya la comunidad internacional", declaró el jefe de la ONU tras el sexto y hasta ahora más potente ensayo nuclear del régimen de Pyongyang.

"Yo creo que lo que es crucial hoy es garantizar la unidad del Consejo de Seguridad [de las Naciones Unidas]. Solo con una total unidad del Consejo de Seguridad es posible mantener una presión fuerte sobre la República Popular Democrática de Corea, capaz de crear las condiciones para que una acción diplomática sea posible", afirmó Guterres.

Estados Unidos, países europeos y Japón anunciaron el lunes que están discutiendo la adopción de una nueva resolución de sanciones contra Corea del Norte.

En un comunicado publicado el lunes, Guterres había subrayado las consecuencias que nuevas sanciones tendrían sobre la población norcoreana, ya afectada por siete series de sanciones impuestas por el Consejo de Seguridad desde que el país probó por primera vez un artefacto nuclear , en 2006.

Guterres añadió que las declaraciones que buscan el enfrentamiento podrían conducir a consecuencias no deseadas y que la solución a esta situación ha de ser política ya que las potenciales consecuencias de una acción militar son demasiado aterradoras.

"La retórica confrontacional puede conducir a consecuencias no deseadas", advirtió el Secretario General. "Las guerras usualmente no empiezan por una decisión tomadas por las partes en algún momento específico. Si miramos a la historia de la Primera Guerra Mundial, fue un paso a paso, una parte haciendo una cosa, la otra parte haciendo otra cosa, una escalada [...] y de repente, las partes descubren que están en guerra".

El titular de la ONU se mostró dispuesto a apoyar cualquier iniciativa que comporte una solución pacífica para esta alarmante situación.

"Esa unidad [del Consejo de Seguridad] también crea la oportunidad de comprometerse diplomáticamente para disminuir las tensiones, aumentar la confianza y evitar cualquier escalada - todas [medidas] orientadas a la desnuclearización de la Península Coreana", afirmó Guterres.