Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La sentencia a soldado israelí que ejecutó a palestino herido refuerza la impunidad, dice el Alto Comisionado

Derechos Humanos, Naciones Unidas
12-10hchr-logo2.gif

(24 de febrero de 2017).- El Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos, Zeid Ra'ad Al Hussein, expresó inquietud por la sentencia poco drástica que dio el Tribunal Militar de Tel Aviv a un soldado israelí por haber matado a un palestino herido.

El Tribunal condenó esta semana a 18 meses de prisión al sargento Elor Azaria, quien ejecutó a Adelfattah al-Sharif en marzo de 2016 en la ciudad de Hebrón, luego de que el palestino recibiera un tiro por atacar con un cuchillo a un soldado israelí.

La portavoz de la Oficina del Alto Comisionado, Ravina Shamdasani, dijo hoy en una conferencia de prensa en Ginebra que el crimen equivaldría a la ejecución extrajudicial de un hombre desarmado que no suponía ninguna amenaza inminente.

Apuntó que si bien es positivo que se haya procesado al militar, la sentencia es muy blanda para el asesinato intencional de una persona desarmada que yacía boca abajo.

"Además, contrasta con las condenas de otros tribunales israelíes a delitos menos graves, como las sentencia a más de tres años de cárcel a niños palestinos por tirar piedras a los coches. Este caso podría socavar la confianza en el sistema de justicia y reforzar la cultura de impunidad", advirtió Shamdasani.

En este contexto, la portavoz contrastó el castigo máximo de 20 años de prisión que contempla la ley israelí para los casos de asesinato con los 18 meses de cárcel y la degradación dictados al sargento Azaria.

La Oficina del Alto Comisionado también recordó en un comunicado que las fuerzas de seguridad israelíes han matado a más de 200 palestinos a partir del más reciente resurgimiento de la violencia en Cisjordania, en septiembre de 2015. El sargento Azaria es el único militar que ha sido procesado hasta ahora.

Con información del Centro de Noticias de la ONU