Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La ONU llama a abandonar políticas represivas contra los migrantes

Foto: ONU
o-louise-arbour-photo.jpg Reunión Regional en América Latina debate el Pacto Mundial sobre migración

(30 de agosto de 2017) - Para enfrentar de forma eficaz el desafío de las migraciones de masa es necesario cambiar la mirada hacia los migrantes, abandonando la estigmatización y la criminalización y uniendo los esfuerzos de las naciones para ofrecer asistencia y protección a los vulnerables, en particular los menores migrantes no acompañados. Esto fue el mensaje de la Representante Especial del Secretario General de la ONU sobre la Migración Internacional, Louise Arbour, en su discurso de apertura de la Reunión Regional Latinoamericana Y Caribeña de Expertas y Expertos en Migración Internacional Preparatoria del Pacto Mundial para una Migración Segura, Ordenada y Regular.
La reunión, que se inició hoy en Santiago de Chile, ambiciona examinar los aspectos regionales y subregionales de la migración y permitir que los países de América Latina y el Caribe contribuyan de manera significativa al proceso preparatorio del Pacto Mundial, que deberá ser alcanzado en 2018.
"Un buen Pacto - afirmó Louise Arbour - se traducirá en mejor protección de los derechos humanos, promoción de la igualdad entre los géneros y del empoderamiento de todos los migrantes".
Louise Arbour llamó a abandonar las políticas "represivas de gestión de las fronteras", que han demostrado "no ser efectivas y, con frecuencia, lo único que hacen es intensificar la vulnerabilidad de los migrantes".
La Representante recordó que "si la mayor parte de los 244 millones de migrantes se trasladan de manera regular, muchos se trasladan, viven y trabajan en la sombra, donde son vulnerables a la marginación y los abusos. Si más de 3.400 personas perdieron la vida en las rutas migratorias de todo el mundo en 2017 - entre ellos más de 380 en las Américas" continuó, "un sinnúmero de otras sufrieron secuestros, extorsión y violencia y abusos sexuales y por razón de género".
Reconociendo que ningún Estado puede por sí solo lograr resultados en una mejor gestión de las migraciones, Louise Arbour subrayó la necesidad de gestionar la migración de manera colaborativa y coordinada.
Las cinco reuniones preparatorias regionales que se realizarán los 30 y 31 de agosto dan seguimiento a la decisión que la Asamblea General de las Naciones Unidas adoptó en septiembre de 2016, en la Declaración de Nueva York para los Refugiados y los Migrantes, de elaborar un Pacto Mundial para una migración segura, ordenada y regular. El objetivo de la reunión es que los países miembros de la ONU aprueban el Pacto en 2018.
La jurista canadiense Louise Arbour, que ya ocupó el cargo de Alta Comisionada para los Derechos Humanos de la ONU, fue nombrada el 9 de marzo de 2017 por el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, como su Representante Especial sobre la Migración.
La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en 2015, integra la gestión de las migraciones internacionales como un reto fundamental en un marco de desarrollo mundial.