Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Expertos: impunidad es la raíz de los asesinatos de afroamericanos por policías en Estados Unidos

12-10hchr-logo2.gif

(8 de julio de 2016).- El grupo de trabajo de la ONU sobre los derechos humanos de los afrodescendientes expresó indignación y condenó enérgicamente los asesinatos de dos afroamericanos por agentes policíacos en Estados Unidos, advirtiendo que el origen de ese problema recurrente es la impunidad.

Los expertos, liderados por el relator Ricardo Sunga, emitieron un comunicado hoy, tras las recientes muertes de Philando Castile, en Minnesota, y Alton Sterling, en Luisiana, a manos de la policía, y los asesinatos del jueves de cinco oficiales en el centro de Dallas.

Los incidentes, que fueron grabados en video, no pueden ser ignorados, dijeron los expertos, e hicieron un llamado a una investigación independiente para asegurar que los autores sean procesados y castigados.

Al mismo tiempo, condenaron los ataques a oficiales de la policía en Dallas, y pidieron que los responsables sean enjuiciados.

El grupo de trabajo subrayó que el uso excesivo de la fuerza por la policía contra los afroamericanos en Estados Unidos ocurre con regularidad y citó informes que dan cuenta de que esos abusos se producen más del doble de veces que con la población blanca.

El grupo de trabajo indicó que sigue de cerca la situación y comentó que ha expresado su preocupación al gobierno estadounidense en repetidas ocasiones.

En este sentido, consideró que la raíz del problema es la falta de rendición de cuentas de los responsables a pesar de la evidencia disponible.

Los asesinatos también demuestran un alto nivel de racismo institucional y estructural, declararon los expertos.

Agregaron que las medidas para abordar los crímenes racistas motivados por prejuicios son insuficientes y han fracasado en detener esos incidentes.

Finalmente, llamaron al gobierno de Estados Unidos a hacer de esta cuestión un asunto de prioridad nacional, asegurando con firmeza que la vida de la población negra es importante y previniendo que se cometan nuevos homicidios.