Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La escalada de tensiones entre palestinos e israelíes no puede ser la nueva normalidad, señala la ONU

10-15-2015Bethlehem_Skirmish.jpg

(16 de diciembre de 2015).- La ONU condena firmemente los actos de terrorismo y violencia que están ocurriendo en los territorios palestinos ocupados e Israel y reitera a los líderes de ambas partes su responsabilidad de detener las incitaciones a ese tipo de acciones, dijo hoy el subsecretario general de la ONU para Asuntos Políticos.

Miroslav Jenca presentó hoy al Consejo de Seguridad el informe periódico sobre Medio Oriente, en el que destacó la volatilidad de la situación entre palestinos e israelíes, que a partir de octubre ha causado la muerte de 117 palestinos y 21 israelíes, además de millares de heridos.

"Las actuales circunstancias no deben aceptarse como ´la nueva normalidad´. Ni los israelíes ni los palestinos deben resignarse a vivir bajo la amenaza de la violencia. Sin embargo, una estrategia amplia que limite esa amenaza no puede limitarse a mejorar las medidas de seguridad sino que también debe ocuparse de los elementos de raíz que motivan el enojo palestino", dijo.

En este sentido, Jenca citó la impunidad de los colonos israelíes que cometen violentos contra palestinos, las injusticias relacionadas con la ocupación, las restricciones de movimiento y la demolición de viviendas palestinas por parte de las fuerzas israelíes.

Agregó que estas acciones socavan las perspectivas de poner fin a la violencia y fomentar la confianza, alejando cada vez más un horizonte político que solucione el conflicto.

Jenca insistió en que la situación requiere de líderes que no ignoren las razones que perpetúan la violencia y alimentan el extremismo en ambas partes, y que sienten las bases para una paz y seguridad sostenible.

De lo contrario, advirtió, sus pueblos se encaminarían hacia un futuro incierto en el que imperarían la radicalización y el extremismo.