Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

La Agenda de Ban y nuevo fondo para la educación, protagonistas del primer día de la Cumbre

family-photo-web.jpg

23 de mayo, 2016 -- La Agenda que Ban ha presentado a los líderes mundiales para detener la crisis humanitaria mundial y un nuevo fondo para la educación en situaciones de emergencia fueron los protagonistas del primer día de la Cumbre Humanitaria Mundial.

La Cumbre, que reúne a unos 6.000 participantes de alrededor de 180 países comenzó con una ceremonia de apertura en la que los líderes mundiales pudieron asistir a una representación de la situación en la que se encuentran muchos necesitados, desde quienes viven los efectos de los desastres naturales hasta quienes tiene que huir de sus casas debido a las guerras.

En la representación participaron varias estrellas de Hollywood, como el actor británico, Daniel Craig, comprometido con la eliminación de las minas terrestres, el estadounidense Forest Whitaker, embajador de buena voluntad de la UNESCO, y la actriz norteamericana Ashely Judd, embajadora de buena volunta del Programa Mundial de Alimentos.

Durante la inauguración, el Secretario General declaró que este esta reunión ha de servir «para moldear nuestro futuro».

«Hoy declaramos: Somos una única humanidad con una responsabilidad compartida. Vamos a resolver aquí y ahora no sólo cómo mantener vivas a las personas, sino cómo darles la oportunidad de vivir con dignidad», declaró Ban.

Después, pidió compromisos concretos como reducir a la mitad el número de refugiados y desplazados internos para el año 2030, es decir, rebajar esa cifra de sesenta a treinta millones.

El Secretario General y el vicesecretario general, Jan Eliasson, estuvieron presentes en las cuatro meses redondas que hoy se celebraron en la Cumbre dedicadas a la prevención de los conflictos; a la necesidad de cambiar la vida de las personas, pasando de la entrega de ayuda humanitaria a terminar con las causas que provocan esa ayuda; a la necesidad de no dejar a nadie marginado; y a la nueva financiación que requiere la ayuda humanitaria.

Esas mesas redondas coinciden prácticamente con los cinco puntos principales de la Agenda que Ban ha presentado a los líderes mundiales presentes en la Cumbre, que han respaldado sus palabras.

En una de ellas, la dedicada a la financiación de la ayuda humanitaria, Ban aseguró: «según algunos cálculos, la suma total que se solicita para la ayuda humanitaria supone alrededor de un 1% del gasto militar» y después añadió: «Es cuestión de prioridades, de nuestras cuentas y nuestros sistemas de financiación.»

Por su parte, Eliasson explicó que tenemos que salir de la línea que divide el trabajo humanitario y el desarrollo y añadió que esto «no se logrará en un solo día», pero la Cumbre «marcha el principio del cambio hacia un nuevo enfoque.»