Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Enfrentamientos en Sudán del Sur fuerzan a miles a huir

Foto cortesía de: ACNUR
SUDAN.JPG (11 de marzo de 2013).- Enfrentamientos en áreas que aún permanecían tranquilas en el estado de Ecuatoria Occidental en Sudán del Sur, continúan forzando a miles de personas a huir hacia la República Democrática del Congo, Uganda e incluso la volátil República Centroafricana, advirtió el viernes el ACNUR.

La Agencia de la ONU para los Refugiados busca tener acceso la próxima semana a cerca de 7.000 refugiados de Sudán del Sur que viven en condiciones desesperadas en Bambouti, ubicado en una zona de difícil acceso en la zona más oriental de la República Centroafricana (RCA).

Un convoy de cuatro camiones cargados con comida y ayuda humanitaria del ACNUR y el Programa Mundial de Alimentos está programado para partir el sábado desde Bangui hacia Bambouti, donde se espera que llegue el 21 de marzo, señaló este viernes Leo Dobbs, vocero del ACNUR en una rueda de prensa en Ginebra (11 de marzo).

Dobbs señaló que el lunes partirá un equipo interagencial para el diagnóstico de necesidades, que viajará en avión y helicóptero. Ellos transportarán algunos artículos de ayuda de emergencia, incluyendo medicinas y galletas nutricionales.

La oficina del ACNUR en el terreno más cercana está ubicada en Zemio, 320 kilómetros hacia el oeste, sin embargo su personal ha estado en contacto con los funcionarios locales en Bambouti y con un pequeño grupo de refugiados, que llegaron a la cuidad de Obo, en la República Centroafricana, hasta donde caminaron por las carreteras casi 110 kilómetros desde Bambouti.

"Le indicaron al ACNUR que los recién llegados al oeste de RCA necesitan ayuda urgente, incluyendo alojamiento, comida, agua, cuidados médicos además de seguridad. Muchos se están quedando con familias que los han acogido, pero en su mayoría están en albergues improvisados. Más del 80 por ciento de los refugiados son mujeres y niños", señaló Dobbs a los reporteros.

Los refugiados comenzaron a llegar a Bambouti en diciembre para escapar de los enfrentamientos y la creciente tensión entre los miembros de los grupos armados locales y las fuerzas de gobierno en las ciudades de Sudán del Sur de Source Yubu y Ezo. Algunos también huyeron de los enfrentamientos en Tambura.

El grupo de refugiados en Obo señaló que esperan que más gente cruce hacia la RCA, donde tres años de conflictos han desplazado a cerca de 900.000 personas. Señalaron que si bien la carretera hacia Bambouti y Sudán del Sur se podía recorrer en vehículos pesados estaba en malas condiciones. Ellos le pagaron a conductores de camiones dinero en efectivo para que los trajeran a Obo.

Dobbs señaló que los recién llegados a Bambouti superan a la población local en cerca de 1.500 personas y esto está poniendo presión sobre los recursos de agua y alimentos. La salud también es tema, incluyendo la malaria, diarrea, malnutrición y sarna. Sólo hay una partera y un asistente médico en Bambouti, y la clínica de salud carece de medicinas y equipos. La escuela local se encuentra cerrada desde el 2002.

Los nuevos enfrentamientos en Ecuatoria Occidental han forzado desde el 2015 a más de 11.000 personas a cruzar la frontera hacia la República Democrática del Congo y a buscar protección en las ciudades de Doruma, Bangalu, Gangala, Duru, y Bitma en la provincia de Haut Uele luego de huir de los enfrentamientos entre las fuerzas gubernamentales y los "Arrow Boys" un grupo armado local, cerca de la ciudad de Yambio en Sudán del Sur.

"Los recién llegados, principalmente mujeres y niños, casi un tercio de ellos menores de tres años, relatan abusos a los derechos humanos, incluyendo homicidios, violaciones y reclutamiento forzado" señaló Dobbs. "Muchas han señalado que perdieron a sus esposos. La mayoría de los recién llegados han señalado al ACNUR que provienen de los condados de Ezo y Nzara en Ecuatoria Occidental" añadió.

Pero las condiciones en Doruma y otras partes son inadecuadas, muchas personas deben dormir en una iglesia porque hay escases de materiales de construcción. Las facilidades sanitarias y de higiene son también escasas. Muchos están durmiendo a la intemperie. Un equipo del ACNUR ha estado registrando a los refugiados y ayudándoles con sus necesidades.

En Uganda se ha registrado a más de 14.000 refugiados de Sudán del Sur, la mayoría de los cuales son mujeres y niños menores de 18 años, desde el inicio de este año. Muchos de los recién llegados están huyendo de Ecuatoria Occidental, y muchas veces han caminado por días, están cansados y hambrientos.

Las cifras de arribos han aumentado en comparación con el 2015. El número de recién llegados disminuyó un poco a mediados de febrero, coincidiendo con la celebración de las elecciones generales y presidenciales el 18 de febrero. Las cifras han comenzado a elevarse gradualmente en los últimos 10 días.

La mayoría de los recién llegados están siendo albergados en un nuevo campamento abierto en Adjumani, en el distrito del Nilo Occidental, y otros grupos más pequeños en asentamientos en Arua y Kiryandongo.

Con información de: ACNUR