Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

El embajador ruso Vitaly Churkin era un diplomático de talento sobresaliente, afirma el Secretario General

Foto de archivo: ONU/Amanda Voisard
Churkin_702109.jpg

(21 de febrero de 2017).- El súbito deceso del embajador de Rusia ante la ONU, Vitaly Ivanovich Churkin, acaecido el martes, causó conmoción en la comunidad diplomática mundial y en las Naciones Unidas en general.

El Secretario General de la Organización, António Guterres, expresó tristeza y perturbación por el fallecimiento y afirmó que Churkin fue un diplomático sobresaliente que sirvió a su país con gran distinción durante algunos de los momentos más trascendentales de la historia reciente.

"Durante más de una década, el embajador Churkin fue una presencia contundente en el Consejo de Seguridad. Era un diplomático dotado con capacidades únicas, un poderoso orador con gran ingenio y un hombre de muchos talentos e intereses", apuntó Guterres en un comunicado.

El líder de la ONU rindió tributo a las contribuciones del embajador ruso a Naciones Unidas y agradeció la oportunidad de haber trabajado con él, así fuera por un periodo breve, aseverando que echará de menos sus opiniones, habilidades y amistad.

Guterres ofreció sus condolencias a los familiares de Churkin, al gobierno y al pueblo de Rusia.

Esta mañana, durante el debate del Consejo de Seguridad sobre la situación en Ucrania, el Secretario General inició su participación honrando la memoria de diplomático ruso.

"El fallecimiento del embajador Churkin representa un profunda pérdida para todos nosotros en Naciones Unidas, lo que incluye a este Consejo, donde su voz característica estuvo siempre presente en la última década y donde se le extrañará enormemente también hoy", dijo.

El Consejo de Seguridad de la ONU, por su parte, hizo eco al Secretario General y se refirió al embajador Churkin como un diplomático prominente.

Vitaly Churkin sirvió en el servicio diplomático de su país más de 40 años en distintos cargos. Murió repentinamente la mañana del martes, un día antes de cumplir 65 años, en su oficina de la Misión de la Federación de Rusia ante la ONU, entidad que lideraba desde 2006.

Con información del Centro de Noticias de la ONU