Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

El desminado es una inversión clave en la humanidad, aseguró Ban Ki-moon

Foto de cortesía: UNAMA/Fraidoon Poya

Afghan.jpg

(04 de abril de 2016).- Abordar los peligros letales que presentan las minas terrestres y otros explosivos en las zonas de conflicto plantea un desafío humanitario clave, advirtió hoy el Secretario General de Naciones Unidas.

En un mensaje con motivo del Día Internacional de Información sobre el Peligro de las Minas, Ban Ki-moon dijo estar especialmente preocupado por el uso de esas armas en las zonas pobladas.

El Titular de la ONU aseguró que son los civiles, y no los combatientes, los que se ven más afectados por las minas, las bombas de racimo y los explosivos improvisados.

Bajo el lema este años de que "El desminado es una acción humanitaria", este día internacional sirve de recordatorio para que los Estados tomen medidas para eliminar las minas y los restos explosivos de la guerra en lugares donde amenazan a las personas o impiden el desarrollo.

A pesar de la firma por parte de 162 países de la Convención sobre la prohibición de las minas antipersonales en 1999, el Servicio de la ONU para la Acción contra las Minas (UNMAS) advirtió que estos explosivos siguen representando una realidad diaria para la población civil. Bruno Donat es su portavoz.

"Las minas terrestres siguen matando al menos a 10 personas al día en todo mundo y causando graves lesiones en muchísimas más. El 40 por ciento de estas muertes son niños".

Con la ayuda de la ONU, se están llevando a cabo tareas para ayudar a las comunidades a salir adelante en áreas de alto riesgo.

Esto se hace mediante el desminado de terrenos contaminados así como con campañas de información sobre los riesgos.

Por ejemplo, en Sudán del Sur, 14 millones de metros cuadrados de tierra han sido desminadas en el último año, y en Siria se han destruido desde agosto 14 toneladas de explosivos no detonados. En América Latina, el país más afectado es Colombia.

Ban aseguró que de cara a la primera Cumbre Humanitaria Mundial que la ONU celebrará en Estambul en mayo presentará un informe especial previo para poner de relieve "las consecuencias inaceptables de las minas y los restos explosivos de guerra para los civiles"