Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Discuten políticas eficaces para reducir el impacto de las sequías

(11 de marzo de 2013).- Tres organismos de Naciones Unidas han aunado fuerzas para promover la elaboración y la adopción de políticas nacionales para reducir el impacto de las sequías.

Expertos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), la Organización de ONU para la Alimentación y la Agricultura (FAO) y la Convención de la Naciones Unidas contra la Desertificación (UNCCD) se encuentran reunidos hasta el 15 de marzo en Ginebra para debatir la elaboración de legislaciones de gestión en casos de sequía.

Según la FAO, este fenómeno, a pesar de ser predecible, es el peligro natural más destructivo del planeta provocando la muerte y el desplazamiento de más personas que los ciclones, inundaciones y terremotos juntos.

Además, las sequías, que son cada vez más extremas y frecuentes por el cambio climático, tienen efectos devastadores para la seguridad alimentaria, especialmente en las regiones más vulnerables.

Por esas razones, los gobiernos de todos los países propensos a sufrir ese fenómeno deben adoptar, incorporar y aplicar políticas que se basen en los principios de alerta temprana, la preparación y la gestión del riesgo, sostuvo por su parte el secretario ejecutivo de la Convención de la ONU contra la Desertificación, Luc Gnacadja.

Desde la década de 1970 la superficie de las tierras afectadas por la sequía se ha duplicado. Las mujeres, los niños y las personas mayores suelen ser quienes pagan el precio más alto.

En la actualidad, 168 países alegan estar afectados por la desertificación, un proceso de degradación de las tierras en las zonas áridas que afecta la producción alimentaria y se ve exacerbado por la sequía.