Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Cuarto diálogo sobre finanzas del clima en América Latina y el Caribe

Foto cortesía de: ONU Radio
552087.jpg

(7 de marzo de 2016).- El PNUMA participó en Asunción, Paraguay en el cuarto diálogo regional sobre Finanzas del clima de América Latina y el Caribe, que reunió el 3 y 4 de marzo a representantes de 20 países para buscar soluciones en torno a la adaptación al cambio climático.

Organizado por la Secretaría del Ambiente de Paraguay, el encuentro pretendió generar un espacio abierto y proactivo de discusión e intercambio de experiencias en lo referente al financiamiento del cambio climático.

Gustavo Mañez, coordinador regional de cambio climático para América Latina y el Caribe del PNUMA, realizó una presentación sobre experiencias en el financiamiento de la adaptación y el sector privado, donde destacó la iniciativa Microfinanzas para la Adaptación basada en Ecosistemas (MEbA), implementado en los Andes de Colombia y Perú por el PNUMA y el Centro de Colaboración Frankfurt School - PNUMA con fondos del gobierno alemán.

"La Adaptación basada en Ecosistemas (EbA) consiste en utilizar la infraestructura natural para ayudar a las personas a adaptarse al cambio climático. La idea detrás de EbA es que mediante el mantenimiento de los ecosistemas y su capacidad de prestación de servicios, la resiliencia al clima de las personas y las comunidades puede mejorar", dijo Gustavo Mañez.

A través de un enfoque innovador que proporciona herramientas, orientación y formación a cinco instituciones de microfinanzas, cerca de 4,000 microcréditos han sido provistos a pequeños agricultores de Colombia y Perú para adaptarse al cambio climático de manera sostenible, lo que representa casi 5 millones de dólares americanos de inversión privada hacia la EbA en estos países objetivo.

De esta manera, los agricultores de Perú y Colombia han logrado diversificar su producción y fuentes de ingresos, mejorado su gestión de los recursos naturales y aumentado su productividad.

Con base en los resultados demostrados en esta iniciativa piloto y el potencial de generar más de 13,000 millones de dólares en microcréditos en la región, Mañez pidió a los países de la región poner en marcha políticas y acciones financieras que favorezcan la replicación a gran escala de las microfinanzas para la adaptación basada en ecosistemas. Esto resultaría en múltiples acciones de pequeña escala encaminadas hacia una mayor adaptación al cambio climático y el aumento de la resiliencia de los campesinos de la región.

El cuarto diálogo regional sobre Finanzas del clima de América Latina y el Caribe se realizó con el apoyo de la Unión Europea, a través del Programa EUROCLIMA.

Con información de: PNUMA