Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Con acceso a mercados del G20, exportaciones de países pobres incrementarán un 15%

Foto: Banco Mundial
world-bank-agriculture.jpg (23 de diciembre de 2016).- Con un mayor acceso a los mercados del G20, los países pobres podrían ampliar sus exportaciones en 15%, afirmó la Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo (UNCTAD).

En un nuevo reporte publicado ayer, la agencia de la ONU señaló que los países menos desarrollados cuentan con cerca del 12% de la población mundial, mientras que sus exportaciones sólo representan el 1% del comercio exterior global.

Por lo tanto, UNCTAD aseguró que incrementando sus exportaciones los países en desarrollo podrían acelerar su crecimiento económico, generar empleos y proveer recursos financieros para el desarrollo sostenible e inclusivo.

La Conferencia de la ONU recordó que uno de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) establece la necesidad de aumentar las exportaciones de los países en desarrollo y duplicar las exportaciones globales de las naciones menos desarrolladas para 2020.

El Director de Comercio Internacional de UNCTAD, Guillermo Valles, afirmó que si bien se han logrado algunos progresos en la última década, la participación de los países menos desarrollados en la economía global sigue siendo mínima.

Explicó que para duplicar la presencia de esas naciones en las exportaciones globales, será necesario resolver la cuestión de las tarifas y medidas no tarifarias.

El estudio de UNCTAD revela que los 48 países menos desarrollados del mundo comercializan mucho menos que el tamaño de sus propias economías. La proporción de las exportaciones en relación con el Producto Interno Bruto (PIB) es en promedio de 25%, mientras que en las naciones en desarrollo la cifra llega a 35%.

Los países del G20 apoyan a las naciones menos desarrolladas con exención de impuestos y otras medidas, pero de acuerdo con UNCTAD, la eliminación de todos los aranceles podría aumentar las exportaciones hacia las 20 naciones más ricas del mundo en 10.000 millones de dólares por año, mientras que los países menos desarrollados tendrían 23.000 millones de dólares al año en ingresos adicionales con esas exportaciones.