Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Ban se compromete a actuar con rapidez tras informe sobre abusos sexuales en CAR

bankiobjetivos.jpg

(17 de diciembre de 2015).-El Secretario General de la ONU se comprometió a estudiar con urgencia las recomendaciones formuladas por un panel independiente que ha concluido que la Organización no actuó con "la velocidad, el cuidado o la sensibilidad requerida", cuando reveló información sobre delitos cometidos contra menores por soldados que, aunque no estaban bajo su mando, fueron enviados a la República Centroafricana a proteger los civiles.

"El informe indica que la ONU no respondió de manera significativa cuando tuvo información sobre actos reprobables contra niños vulnerables", afirmó el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric, al leer un comunicado que emitió Ban Ki-moon tras recibir este jueves el informe sobre supuestos actos de explotación y abuso sexual en ese país africano.

Elpanel independiente de tres personas, presidido por la ex jueza de la Corte Suprema de Canadá, Marie Deschamps, fue establecido por el Secretario General en junio pasado para examinar la respuesta de la ONU a esas alegaciones y evaluar la adecuación de los procedimientos establecidos.

"Quiero expresar mi profundo pesar porque estos niños fueron traicionados por la misma gente que debían protegerlos", dijo Ban.

El informe afirma que tres funcionarios de la Organización abusaron de su autoridad. Dada la gravedad de estos hallazgos, Ban dijo que actuará con rapidez para determinar qué medidas podrían ser necesarias.

"Para mantener el principio fundamental de la rendición de cuentas, y a la luz de la historia de acusaciones de abuso sexual por parte de las tropas en la República Centroafricana, incluyendo las acusaciones actuales, previamente solicité la dimisión de uno de esos funcionarios - mi Representante Especial para la República Centroafricana, Babacar Gaye", indicó Ban.

Por otro lado, el documento también señaló otras deficiencias en el desempeño de otros funcionarios y oficinas de la ONU, aunque no identificó en ellos abuso de autoridad.

El Titular de la ONU consideró que esos errores en gran medida fueron productos de los defectos del sistema y que tiene la intención de estudiar más estos casos para asegurar que esos individuos y oficinas presten atención a las lecciones derivadas de esta revisión.

Al hacer alusión al origen de algunos de los perpetradores de los abusos, Ban sostuvo que aunque la ONU no tiene autoridad sobre los contingentes de tropas que operan fuera de sus operaciones de Mantenimiento de la Paz, de ninguna manera esto disminuye su responsabilidad de denunciar cuando otras tropas cometan violaciones.

Sin embargo, advirtió que con mucha frecuencia, las respuestas nacionales a las acusaciones de abuso son lentas, silenciadas o inexistentes y pidió afrontar esa gran debilidad.

Los otros miembros del panel de revisión fueron Yasmin Sooka, Directora Ejecutivo de la Fundación para los Derechos Humanos en África del Sur, y Hassan Jallow, Fiscal del Tribunal Penal Internacional de las Naciones Unidas para Ruanda.