Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Aumenta la inquietud por los brotes de gripe aviar en África occidental

ada1a59f34.jpg (20 de julio de 2015).- Crece el temor de que sin una intervención a tiempo para frenar los brotes del virus H5N1 de la gripe aviar altamente patógena en África occidental, éste se propague por toda la región y a otras regiones, advirtió hoy la FAO.

Por este motivo, la organización pide 20 millones de dólares EEUU para actividades de prevención y respuesta.

El llamamiento se produce tras los brotes del virus señalados en explotaciones avícolas, mercados y granjas familiares en Nigeria, Burkina Faso, Níger, Costa de Marfil y Ghana.

El brote ha aparecido cuando varios países de África occidental están todavía recuperándose de, y en algunos casos aún luchando, de la enfermedad por el virus del Ébola. La gripe aviar podría provocar una mortandad masiva de pollos (una fuente nutritiva y barata de alimentos para muchas personas) con impactos perjudiciales en la dieta y en la economía de la región, lo que agrava una situación ya difícil.

Las cepas anteriores del virus, que destaca por ser altamente virulento en las aves de corral y capaz de causar enfermedad y muertes en seres humanos, han estado circulando en Asia desde la década de 2000 y en Egipto durante casi 10 años. La cepa H5N1 ha causado la muerte de decenas de millones de aves de corral y pérdidas de decenas de miles de millones de dólares EEUU.

Tras la primera aparición del H5N1 en África occidental en 2006, el virus fue eliminado en 2008. Sin embargo, a finales de 2014, el virus hizo su reaparición en Nigeria, donde se propagó rápidamente en los tres meses siguientes. Hasta la fecha, más de 1.6 millones aves han sido sacrificadas o han muerto a causa del virus.

Debido a que la enfermedad puede transmitirse a los seres humanos y se considera altamente letal, la FAO trabaja en estrecha colaboración con la Organización Mundial de la Salud (OMS) en evaluaciones en los países, planes de contingencia, ofreciendo asistencia técnica e investigando los casos potenciales de gripe aviar y las fuentes de la infección.

Las misiones de evaluación de la FAO, en colaboración con la Organización Mundial de Sanidad Animal, la Unión Africana, y en algunos casos con el Banco Mundial; a Benín, Camerún, Malí y Togo no han identificado casos de H5N1 en aves de corral, pero estos países y otros países de la subregión necesitan asegurarse que se han tomado las oportunas medidas de prevención y preparación.

"Sobre la base de lo que sabemos, hay un riesgo real de propagación de virus. Se necesitan medidas urgentes para fortalecer los sistemas de investigación e información veterinarios en la región y atajar la enfermedad de raíz, antes de que haya un contagio a los seres humanos", señaló Juan Lubroth, Jefe del Servicio de Sanidad Animal de la FAO.

Para leer la noticia completa siga este enlace.