Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Aprobada iniciativa de la ONU para regular el uso del mercurio

DAINiYDUAAEu-BA.jpg

Foto: ONU Medio Ambiente

(18 de Mayo de 2017).- Tras haber superado el umbral de las 50 ratificaciones y haber sido firmado por 128 países, hoy fue aprobado en la sede de las Naciones Unidas en Nueva York, el Convenio de Minamata, un acuerdo internacional que busca proteger la salud humana y el medio ambiente a través de la regulación del uso del mercurio.

"El Convenio de Minamata demuestra un compromiso global para proteger la salud humana y ambiental. Las acciones de hoy demuestran que los problemas que nos afectan a todos, también pueden unirnos por el bien común." dijo António Guterres, Secretario General de la ONU.

El mercurio está enlistado por la ONU como uno de los 10 químicos que más afecta la salud humana y el medio ambiente, por lo que el convenio que entrará en vigor el próximo 16 de agosto, es histórico y muy importante para el futuro del mundo.

Minamata establece la prohibición del uso del mercurio de manera gradual y compromete a los gobiernos a tomar medidas específicas para controlar la contaminación derivada de las actividades humanas.

Las medidas incluyen impedir nuevas minas, clausurar aquellas que ya existen, regular la minería de oro artesanal y de pequeña escala, así como reducir el uso y las emisiones del mercurio. Además, estipula las condiciones para su almacenamiento provisional y la disposición final de sus desechos.

"¿Quién quiere vivir en un mundo donde usar maquillaje, recargar los teléfonos e incluso comprar anillos de matrimonio signifique arriesgarse a que millones de personas sean envenenadas por mercurio?, explicó Erik Solheim, Director Ejecutivo de ONU Medio Ambiente.

"Afortunadamente con el mercurio tenemos soluciones tan obvias como el problema. Existen alternativas para todos los usos actuales del mercurio, así como nuevos y más seguros procesos industriales. Países grandes y pequeños pueden jugar un rol en el combate contra el mercurio, al igual que los hombres y mujeres en las calles, solo con cambiar lo que compran y usan", concluyó el funcionario noruego.