Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Alto Comisionado pide medidas audaces para poner fin a la violencia en Siria

Foto de archivo: ONU/Jean-Marc Ferré
09-13-zeid-ohchr.jpg
(04 de octubre de 2016).- La calamitosa situación de los derechos humanos en Alepo, Siria, exige iniciativas audaces, dijo hoy el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos.

Zeid Ra'ad Al Hussein señaló que éstas pueden incluir una limitación del ejercicio del veto de los miembros permanentes del Consejo de Seguridad.

El portavoz del Alto Comisionado en Ginebra, Rupert Colville, explicó en una conferencia de prensa este llamamiento.

"El Alto Comisionado cree firmemente que ha llegado el momento de liderazgos fuertes y medidas audaces, y que el Consejo de Seguridad, en particular, debe sin más demoras adoptar criterios para restringir el uso del veto a los miembros permanentes cuando existen graves preocupaciones de que se hayan cometido crímenes de guerra y de lesa humanidad, o genocidio", dijo.

Zeid explicó que esa iniciativa permitiría al Consejo de Seguridad referir la situación de Siria a la Corte Penal Internacional (CPI), como lo ha solicitado repetidamente su Oficina.

El Alto Comisionado señaló que ese paso está plenamente justificado debido a la impunidad generalizada que ha caracterizado al conflicto y a la magnitud de los crímenes cometidos, algunos de los cuales podrían ser considerados de guerra y de lesa humanidad.

En el comunicado, Zeid también subrayó que desde el lanzamiento de la ofensiva del gobierno y sus aliados contra la oposición en barrios del este de Alepo, se han visto imágenes de sufrimiento y muerte. Especificó que desde el 21 de septiembre cientos de civiles, incluidos 100 niños, han muerto.

Los ataques de los últimos diez días han sido los más intensos registrados en esa zona desde el estallido del conflicto, añadió Zeid, con lo que ningún vecindario es considerado seguro.

Además, indicó que el uso de armamento pesado en zonas densamente pobladas, incluidos explosivos y bombas incendiarias, está teniendo un efecto devastador en la población civil y en las estructuras.

Con información del Centro de Noticias de la ONU