Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ACNUR expresa preocupación por las recientes expulsiones desde Sudán

UttqVdCy.jpeg

(2 de junio de 2016 (ACNUR) - La Agencia de la ONU para los Refugiados, ha tomado con gran preocupación, la noticia sobre las recientes expulsiones colectivas de eritreos desde Sudán y hacia Eritrea.

Al menos 313 eritreos fueron arrestados el 6 de mayo en la ciudad de Dongola, al norte del país. Estas personas fueron juzgadas y condenadas por "entrada ilegal" a Sudán de acuerdo a las leyes nacionales de inmigración y fueron obligados a regresar a Eritrea el 22 de mayo. Además, ACNUR ha tenido conocimiento de otra expulsión colectiva de 129 eritreos a su país de origen unos días antes del incidente del 22 de mayo.

La última expulsión incluía a seis eritreos registrados como refugiados. Otros no habían solicitado asilo pero no está claro si se les concedió la posibilidad de hacerlo. Todas las personas tienen el derecho de solicitar asilo en cualquier momento y acceder a un procedimiento de asilo justo y eficiente.

El retorno forzoso de refugiados, solicitantes de asilo u otras personas que puedan necesitar protección internacional a su país de origen podría equivaler a devolución, lo que está prohibido de acuerdo con las leyes nacionales de Sudan, además de la Convención sobre el Estatuto de los Refugiados de 1951, la Convención de la Organización para la Unidad Africana (OUA) de 1969, el derecho internacional de los derechos humanos y el derecho internacional consuetudinario.

ACNUR recuerda a Sudán sus obligaciones en virtud del derecho internacional y de la legislación interna e insta al Gobierno de Sudán que se abstenga de las devoluciones de ciudadanos eritreos a su país de origen.