Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

ACNUR advierte de nuevo problema humanitario en cruces fronterizos entre Grecia y los Balcanes

11-24-2015Syrian_Refugees.jpg

24 de noviembre, 2015 -- La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) advirtió hoy acerca de nuevas restricciones de movimiento que están sufriendo algunos refugiados y migrantes en los pasos fronterizos entre Grecia y algunos de los países de los Balcanes.

Estas nuevas limitaciones afectan principalmente a personas que estarían siendo clasificados sobre la base de su nacionalidad.

ACNUR afirmó que estas restricciones tienen implicaciones negativas ya que los afectados se ven forzados a retroceder y carecen de una solución adecuada para afrontar su situación. En las últimas 48 horas, unas 150 personas habrían regresado voluntariamente a Atenas.

En las fronteras entre Grecia y la Antigua República de Macedonia, y la de este país con Serbia, a los refugiados y migrantes sirios, afganos e iraquíes se les permite el cruce fronterizo mientras que unas mil personas de otras nacionalidades están siendo retenidas

La situación ha provocado la protesta de nacionales provenientes de Irán, Bangladesh y Pakistán.

El portavoz de ACNUR, Rupert Colville, recordó que todos los migrantes tienen derecho al asilo sin importar cuál sea su país de origen.

"Todas las personas tienen el derecho a buscar asilo independientemente de su nacionalidad y sus casos individuales han de ser escuchados. Los afectados por estas restricciones deben recibir información precisa en los puntos fronterizos y se les debe proveer asesoramiento adecuado", dijo.

ACNUR señaló que con la llegada del invierno es imperativo que se busque una solución que minimice los riesgos para estas personas.