Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

UNICEF y Pictoline lanzan una campaña para la protección de niños sirios durante el invierno

Foto de archivo: UNICEF
08-04-2016ChildAleppo.jpg (15 de diciembre de 2016).- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y Pictoline lanzaron la iniciativa Stickers por Siria con el objetivo de prevenir que la situación de los millones de niños y niñas que sufren los estragos de la guerra en Siria se complique aún más con la llegada del invierno.

"El invierno en Siria puede ser uno de los más duros, especialmente para los millones de niños y niñas que ya han sufrido a consecuencia de la guerra. La indignación no es suficiente y los millones de niños sirios necesitan que actuemos", comentó sobre la situación Christian Skoog, Representante de UNICEF en México.

En Siria hay más de 13 millones de personas que han visto sus derechos vulnerados a consecuencia del conflicto; más de 6 millones son niños o niñas que han sobrevivido a la guerra y a la adversidad, y que ven su vida constantemente amenazada. Con temperaturas que llegan hasta -17° aumentan las probabilidades de que además sufran hipotermia y neumonía.

Botas para la nieve, un suéter o un par de guantes son algunos de los artículos que pueden salvarle la vida a un niño o a una niña en Siria durante este invierno. Estos insumos básicos han sido la inspiración para crear Stickers por Siria, una colección de 8 calcomanías diferentes, diseñadas por los ilustradores de Pictoline Iván Mayorquín y Raúl Pardo; y por los artistas internacionales Jim Pluk, Pablo DelCielo y Lorena Álvarez.

La colección Stickers por Siria estará a la venta, a partir del 15 de diciembre y hasta agotar existencias, a través de la página web de UNICEF www.regalosquecambianvidas.org a un precio de $95.00 pesos, incluyendo el envío. El total de lo recaudado por la venta de las calcomanías será destinado a UNICEF, que se encargará de entregar la ayuda a niños y niñas durante el invierno en Siria.

Debido a que la entrega y el manejo de donativos en especie suele ser más compleja, ineficiente y lenta, principalmente porque las rutas de comunicación y las áreas de conflicto hacen difícil el acceso, la campaña se centra en recaudar donaciones a través de la venta de stickers, en vez de recibir los artículos que hacen falta de manera directa.

En el reverso de cada uno de los stickers se encuentra una breve explicación sobre la situación que enfrenta la niñez y la adolescencia en la región, y la forma en que UNICEF dispondrá de los recursos para apoyar.

"Comunicar lo que pasa a miles de kilómetros no es tarea sencilla, por eso aliados como Pictoline nos ayudan a contarlo y a movilizar esfuerzos para garantizar los derechos de los niños, niñas y adolescentes en Siria, y de sus familias, y a protegerlos de toda forma de violencia, abuso o explotación", añadió Christian Skoog.

Desde que inició el conflicto en Siria, UNICEF, en conjunto con sus aliados, ha brindado asistencia humanitaria en materia de salud, nutrición, agua potable, sanidad, protección y educación, llegando a más de 200 mil personas en 39 lugares de difícil acceso. Adicionalmente, ha llevado suministros básicos para más de 42 mil personas en 12 zonas asediadas en la región.

A pesar de que se ha hecho un gran esfuerzo de asistencia humanitaria en Siria desde el inicio del conflicto, los fondos no han sido suficientes y aún se necesitan $116.6 millones de dólares para atender esta emergencia, Stickers por Siria contribuirá para alcanzar esta meta de recaudación.