Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

UNICEF y la OMS piden que se levante el asedio en 15 comunidades de Siria

01-12-2016SyriaMadaya.jpg

(14 de enero de 2016).-- El asedio de Madaya, donde algunas personas tan desesperadas han llegado a comer hojas y hierbas hervidas en agua, no es de ninguna manera "una situación única" en Siria, advirtió hoy la ONU.

En todo el país, unos 400.000 civiles están atrapados en diferentes partes sitiadas por varias partes enfrentadas en el conflicto, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y UNICEF. Algunos llevan así años, sobreviviendo con muy poca comida y agua, básicamente sin acceso a atención médica ni otros servicios básicos. En Madaya, hay sólo dos médicos para atender una población de 40.000.

UNICEF denuncia que el asedio y el bloqueo a la asistencia humanitaria siguen utilizándose como tácticas de guerra, pese a constituir una violación del derecho humanitario internacional.

Hanna Singer, representante de UNICEF en Siria, dijo en una entrevista por teléfono que la situación se está estabilizando ahora que empiezan a llegar los convoyes de asistencia humanitaria, pero que los primeros momentos a su llegada fueron muy tensos.

"Todos han podido comer al menos una o dos veces, así que están un poco más tranquilos que la última vez, porque entonces la angustia fue muy severa", dijo Singer.

Hoy llegó un segundo convoy de camiones a Madaya, cargados con harina y suministros médicos y sanitarios.

Una misión más pequeña se dirige a otras dos ciudades, Foah y Kafraya, donde la situación también es extremadamente grave.

UNICEF y la OMS advierten que a menos que se pueda distribuir ayuda humanitaria de manera regular en las zonas de difícil alcance en Siria, los niveles de desnutrición y muerte seguirán aumentando. Por eso emitieron un comunicado conjunto en el que instan a las partes enfrentadas a levantar inmediatamente los asedios.