Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Siria: Comisión Investigadora denuncia ataques contra civiles por fuerzas del gobierno y la oposición

06-23-2015Pinheiro_Syria.jpg

(23 de junio de 2015) -- La Comisión Investigadora Independiente para Siria denunció hoy los ataques indiscriminados contra la población civil tanto por las fuerzas del gobierno como de los grupos armados de oposición.

Al presentar un informe al Consejo de Derechos Humanos, el presidente de la Comisión, Paulo Pinheiro advirtió que la guerra en Siria se ha convertido en una conflagración múltiple, en la que participan muchos actores.

Señaló también que los avances y retrocesos del ejército y los militantes han alimentado la idea errónea de que aún es posible una victoria militar.

Pinheiro indicó que al contar con armas más potentes y controlar el espacio aéreo, el gobierno ha sido el que mayor daño ha provocado entre los civiles; pero subrayó también que los grupos armados continúan causando numerosos muertos y una gran cantidad de heridos.

Por otra parte, lamentó la incapacidad de la comunidad internacional para poner fin al sufrimiento de los sirios.

"La continuación de la guerra representa una falla profunda de la diplomacia...Los Estados con influencia han actuado equivocadamente en sus esfuerzos por extinguir el conflicto en Siria", dijo.

Agregó que algunos de esos países se han involucrado cada vez más militarmente, llevando el conflicto al plano internacional, aunque por otro lado defiendan la necesidad de una solución política.

Tras la presentación del informe, la representación de Siria ante la ONU sostuvo que los crímenes de la oposición y de grupos como Al-Nussra y otros, incluyendo los ataques a sitios arqueológicos de la antigua ciudad de Alepo, no fueron incluidos por la Comisión.
También apuntó que existen pruebas de que Turquía apoya a grupos terroristas en Siria y calificó de sesgado el documento.

Según datos de la ONU, el conflicto en Siria ha causado más de 220.000 muertes y ha dejado 7,6 millones de desplazados y 4 millones de refugiados.