Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Consejo de Seguridad: El cese al fuego en Siria no es suficiente

Foto: ACNUR/Bassam Diab
01-05-17-ocha-aleppo (2).jpg

(26 de enero de 2017).- Aunque hay esperanza de un final del conflicto en Siria, aún existen muchas dificultades para los equipos humanitarios de la ONU que intentan aliviar las necesidades básicas de la población víctima de la guerra.

Ese fue el mensaje general de una reunión del consejo de seguridad que analizó la situación humanitaria en Siria.

Stephen Obrian, el Secretario General Adjunto de Asuntos Humanitarios, declaró el año 2016 como un tiempo devastador en el que mundo fue testigo del sufrimiento de la población siria a niveles indescriptibles.

"El secretario general, mis colegas y yo, solo podemos describir la situación en que viven como un matadero, un completo colapso humano, la cúspide del horror."

Obrian, aunque reconoció que los diálogos entre el gobierno y la oposición en Astana representan la esperanza de lograr la paz, recalcó que ese sentimiento no se había podido convertir en acción humanitaria en los pasados meses e hizo un llamado a los Estados para continuar impulsando soluciones políticas y terminar con los sitios en las ciudades sirias, que impiden el acceso de los trabajadores humanitarios.

Por su parte Amir Mahmoud Abdulla, Director Ejecutivo del Programa Mundial De Alimentos (PMA), reveló que 7 millones de personas en siria sufren de inseguridad alimentaria y 2 millones están en riesgo, mientras que la producción de comida en el país es la menor posible registrada en la historia. Alrededor de unos 6.5 millones de sirios viven en lugares donde la ayuda no llega.

"Con ayuda de nuestros socios seguimos haciendo lo imposible para llegar a quienes lo necesitan, con la esperanza de que haya un fin permanente del conflicto", dijo.

Abdulla calificó el acceso como vital para esta tarea señalando que más del 60% de los convoyes enviados por la agencia no logran acceder a sus destinos.

Un llamado similar hizo Peter Salama, Director Ejecutivo de la Organización Mundial de la Salud, al resaltar que más de la mitad de los hospitales en siria están destruidos o cerrados y más de dos tercios de trabajadores de salud han migrado del país, mientras que 35,000 personas son heridas al mes por la guerra.

El consejo de seguridad destacó que confía plenamente en el Enviado Especial Stafan deMistura en lograr un acuerdo permanente entre ambas partes del conflicto. Se espera que la ONU y la Union Europea lleven a cabo una reunión internacional en Abril para ratificar el compromiso internacional para la paz sostenible en Siria.

Con información del Centro de Noticias de la ONU