Saltar a contenido
Información para: Medios Jóvenes Investigadores Sociedad Civil Empresas
 

Ban cuestiona las intenciones de Israel en vista de su política de asentamientos

Foto cortesía de: ONU/Evan Schneider
679947SexViolence.jpg (12 de julio de 2016).- El Secretario General de la ONU aseveró hoy que la decisión de Israel de avanzar en la construcción de 560 nuevas casas en Cisjordania y 240 más en los territorios ocupados en Jerusalén Oriental es un flagrante desprecio del derecho internacional.

En un discurso ante el Consejo de Seguridad, que celebró un debate abierto sobre Medio Oriente, Ban Ki-moon subrayó que esas acciones constituyen una contradicción incuestionable al apoyo oficial de Israel a una solución negociada de dos Estados.

Ban urgió nuevamente al gobierno israelí a cesar y revertir inmediatamente esos planes.

"Deberíamos cuestionarnos: ¿cómo es que la expansión sistemática de asentamientos, la toma de tierra para el uso exclusivo de israelíes y la negativa al desarrollo palestino, es una respuesta a la violencia? Esas políticas no harán realidad la solución de dos Estados. Esas políticas no harán a Israel más segura y protegida. Muchos ex militares israelíes y oficiales de inteligencia lo han afirmado, esas políticas lograran exactamente lo opuesto", declaró el titular de la ONU.

De hecho, apuntó Ban, cada ladrillo que se añade al edificio de la ocupación se le resta a las bases de Israel como un Estado democrático de mayoría judía.

Asimismo, dijo que las acciones de los palestinos que celebran y alientan los ataques contra inocentes no sirven a los intereses de su pueblo para alcanzar la paz.

Esos actos deben ser condenados universalmente y debe hacerse más para contrarrestar la incitación que alimenta y justifica el terror, pidió Ban en su discurso ante el Consejo de Seguridad.